Los Mossos detienen a dos presos por no regresar al centro penitenciario tras un permiso



Mossos  •       

Mossos de la Comisaría General de Investigación Criminal adscritos al Grupo de Investigación de Fugitivos han detenido a dos hombres que constaban como fugados al no haber devuelto los centros penitenciarios donde estaban.

En el primer caso, los Mossos detuvieron el pasado jueves un hombre de 35 años, de nacionalidad española y con el último domicilio en Valls, por cuatro órdenes judiciales de detención vigentes.

El hombre había salido de prisión por un permiso ordinario en diciembre del año pasado y no había retornado al centro en Sant Joan de Vilatorrada. En este sentido, el investigado cumplía pena de prisión por delitos de lesiones y malos tratos en el ámbito de la violencia de género, conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas y delitos contra el patrimonio.

En febrero, las gestiones policiales permitieron al Grupo de Investigación de Fugitivos ubicar el fugitivo en Jerez de la Frontera, en casa de unos familiares de la pareja sentimental que tenía en ese momento.

Cuando los investigadores estaban realizando las gestiones para llevar a cabo un operativo policial para poder detener se enteraron de que la pareja se había peleado y que, como consecuencia de este hecho, él había devuelto solo en Cataluña.

Nuevamente los investigadores pudieron localizar y constataron que tenía una nueva relación sentimental con una mujer bastante mayor que él, que le daba cobertura y le proporcionaba un escondite en su domicilio de Valls.

En poco tiempo y antes de poder coordinar un nuevo operativo policial, el fugitivo volvió a cambiar de pareja, otra mujer de Valls. Y como en las ocasiones anteriores el hombre se refugió en su domicilio, de donde no salía casi para nada.

Finalmente el pasado jueves, los mozos establecieron un dispositivo en la capital del Alt Camp, lograron detener al hombre y devolverlo al centro penitenciario donde estaba cumpliendo pena de prisión.