30 alumnos relacionados con la activación en emergencias se forman sobre planificación en Protección Civil



Redacción  |

Un total de treinta profesionales relacionados con la activación en emergencias en Castilla-La Mancha han participando, recientemente, en el curso “Planes de emergencia, Protección Civil y autoprotección”, que se ha impartido en la Escuela de Protección Ciudadana, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

El objetivo de esta acción formativa es dar a conocer el nuevo sistema nacional de protección civil, su estructura, su organización y los nuevos servicios. También, se analizaron los distintos planes de emergencia de Protección Civil de Castilla-La Mancha, repasando su contenido, metodología y actuación operativa; así como la coordinación de los grupos de actuación durante la activación de un plan.

Los alumnos que recibieron la formación durante estos días son miembros, gestores o responsables de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, de los cuerpos de Bomberos, de la Policía Local, así como personal funcionario procedentes tanto de la administración local como de la provincial y la regional.

En el inicio del curso estuvo presente el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, quien puso de manifiesto la necesidad de conocer en toda su extensión los planes de protección civil, con el fin de disponer de todas las herramientas necesarias para afrontar cualquier emergencia extraordinaria, sabiendo cómo se coordinan los distintos grupos de actuación.

En este sentido, en esta actividad formativa, que ha tenido una duración de 20 horas, se analizaron, entre otros, el Plan de incendios forestales (INFOCAM), el Plan por riesgos de inundaciones (PRICAM), el relativo a fenómenos meteorológicos adversos (METEOCAM), por riesgo radiológico (RADIOCAM), el Plan de respuesta ante accidentes de tráfico con múltiples víctimas y el de transporte de mercancías peligrosas (PETCAM).

También fueron objeto de estudio otro tipo de documentos relacionados, como los planes de emergencia exterior con los que cuentan todas aquellas instalaciones y factorías de sustancias peligrosas, como el complejo petroquímico de Puertollano; y los planes de emergencia municipales, que elaboran y ponen en marcha los ayuntamientos.

En este curso, además, se abordó la organización y funcionamiento del Servicio de Emergencias 1-1-2, como piedra angular en la coordinación de todos estos planes, así como de los grupos de actuación que se ponen en marcha en respuesta a una situación de urgencia.

Los participantes, además del personal funcionario de la administración regional y las diputaciones provinciales de Albacete y Toledo, procedían de los municipios albaceteños de Aguas Nuevas, Albacete, Madrigueras, Mahora y Villarrobledo; de los ciudarrealeños de Manzanares y la propia capital manchega; del conquense de Iniesta; de los alcarreños de El Casar, Mondéjar, Quer y Guadalajara; así como de los toledanos de Alameda de la Sagra, Portillo de Toledo, Quismondo, Santa Cruz de la Zarza, Seseña, Talavera de la Reina y Torrijos.