Las coladas iniciales se debilitan mientras que la nueva, más al norte, se aproxima al mar con mayor rapidez



Alerta Zeta  •         

El Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA) del Gobierno de Canarias, que dirige el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, ha analizado el informe diario del Comité Científico que señala que las coladas iniciales se debilitan mientras que la nueva, situada más al norte, se aproxima al mar con mayor rapidez.

El avance de esta colada norte ha ocasionado el incendio de la fábrica de cemento del polígono industrial del Callejón de la Gata y la consiguiente liberación de gases por combustión de materiales, que inicialmente se estimaron como posiblemente tóxicos.

El incendio de la cementera ha obligado al PEVOLCA a confinar circunstancialmente a varios núcleos de población de Los Llanos de Aridane y El Paso, situación que será levantada en cuando mejoren los parámetros de calidad de aire en dichas zonas, lo que se espera que ocurra pronto.

En concreto, se ha declarado el confinamiento de unas 3.500 personas en el espacio comprendido entre el cruce de Camino Cruz Chica con la carretera LP-2 siguiendo al oeste hasta el cruce con Nicolás Brito Pais, continuando este camino hasta la circunvalación y por ésta hasta la rotonda de Hoyas Hondas. A partir de este punto se incluye toda la zona afectada por el incendio del mes de agosto hasta campo de fútbol de El Paso, incluyendo la zona comprendida el oeste de la LP-3 hasta la rotonda del Sombrero.

Entre las recomendaciones de las autoridades está cerrar las puertas, ventanas, persianas y toda entrada de aire procedente del exterior; hay que confinarse si es posible, en las habitaciones más interiores e interrumpir todo sistema que haga entrar aire del exterior.

En caso de encontrarse en el exterior, hay que tener en cuenta que un vehículo no es un lugar seguro y hay que buscar refugio en el primer edificio que se encuentre. No se deben realizar desplazamientos hasta que se den indicaciones al respecto, y solo hay que utilizar el teléfono 1-1-2 para situaciones de emergencia. Si por causa de fuerza mayor alguna de las personas confinadas debe interrumpir el confinamiento, hay que comunicarlo al 1-1-2.

El Director Técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, señaló que se mantienen tres coladas activas, todas ellas por la zona de exclusión evacuada desde el inicio de la erupción. Además de la primigenia, que terminó en el mar y creó el delta lávico, hay otra más al sur que está sobre la fajana de la erupción de San Juan en 1949 que va hacia el Charcón, y la tercera, más al norte, con dos ramales.

Uno de ellos está quemando la cementera y el otro avanza en dirección al mar, por encima de la montaña de Todoque, detalló Morcuende, quien explicó que esta colada norte tiene una mayor alimentación de lava, lo que ha incrementado los daños en cultivos y edificaciones y obligado a tomar esta última medida de protección civil de confinamiento.

En este sentido, la portavoz del Comité Científico y directora del IGN en Canarias, María José Blanco, explicó que, tras el desbordamiento del lago de lava, el flujo principal discurre por el flanco norte, principalmente hacia el mar, bajando por la parte norte de las coladas previas, siguiendo trayectorias hacia el oeste, dentro de la zona de exclusión. Indicó que la distancia del frente de esta colada lávica al mar es del orden de 300 metros, por lo que puede llegar a formar otro delta lávico (fajana) en la playa de El Perdido, en caso de que se mantenga la actual tasa de emisión desde el centro eruptivo.

Asimismo, apuntó que el campo de lava que alimentaba el delta lávico de las playas de Los Guirres parece haber reducido su actividad, al igual que la colada que discurre sobre la fajana de la erupción de 1949 en la zona de El Charcón.

Morcuende detalló que la superficie afectada por la lava supera ya las 591 hectáreas, lo que supone 65,33 más que ayer, con una anchura máxima de la colada de 1.520 metros.

Además, señaló que los datos actualizados del catastro sobre Copernicus cifra en 753 las construcciones afectadas. De ellas, 620 son de uso residencial, 70 de uso agrícola, 29 de uso industrial, 19 de ocio /hostelería y 7 de uso público, entre otros.

En cuanto a la superficie de cultivos, dijo, se estima en 150 las hectáreas afectadas. De ellas, la mitad son plataneras, 45 hectáreas son de viñas y casi 9 de aguacates.

En cuanto a la sismicidad, desde ayer se ha registrado un alto número de sismos localizados ligeramente al sur de la zona donde se iniciaron los enjambres que dieron lugar a la erupción. “Lo más relevante es que son a media y alta profundidad”, explicó.

Por lo que se refiere a la calidad del aire, añadió que salvo la medida adoptada a última hora de confinamiento de un área muy localizada por el incendio que afecta a la fábrica de cemento, los valores registrados desde el día de ayer indican que la calidad es razonablemente buena, excepto algún pico muy puntual. Sobre las partículas en suspensión, expuso, están por debajo del umbral permisible.

Sin embargo, Morcuende indicó que la capa de inversión térmica se encuentra en estos momentos en niveles más bajos que los últimos días, lo que no ayudará a la dispersión de gases.

La configuración del viento dispone el penacho de cenizas y SO2 en dirección oeste-este desde el foco eruptivo. Según Blanco, la posición esperada del penacho afectará a la operatividad del Aeropuerto de La Palma y habló de que la zona más afectada por la caída de cenizas es la vertiente este de la isla. Aunque es poco probable, la caída de ceniza fina podría llegar al norte de Tenerife y afectar a la operatividad aeroportuaria en la isla, apuntó.

Comunicado del Gobierno Canarias