La Unidad Acúatica de los Mossos retira una red de pesca de más de 50 metros del fondo marino de Blanes



Mossos  •       

Mossos de la Unidad Acuática, conjuntamente con la Dirección General de Política Marítima y Pesca Sostenible y con la colaboración de la facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, ​​retiraron el día 23 una red de pesca del fondo marino de Blanes que suponía un peligro para el medio natural del fondo marino.

En agosto los centros de buceo de la zona informaron de que habían localizado de una red de pesca de grandes dimensiones en el fondo marino de Blanes, muy cerca de la punta de Santa Anna. 

Efectivos de la Unidad Acuática de los Mossos d’Esquadra, de forma coordinada con la Dirección General de Política Marítima y Pesca Sostenible y con la supervisión técnica de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, ​​diseñaron un operativo que permitiera su extracción de segura y tuviera un impacto mínimo sobre el medio natural.

El pasado 23 de agosto los policías pudieron retirar con éxito la red fantasma de tipo «tremall» en dos tramos. Así, se retiró un primer tramo de 40 m de largo localizado a 18 m de profundidad y extendido de forma lineal sobre un fondo rocoso y arenoso, en el que existía una importante pradera de posidonia. 

Entre la posidonia, los mossos localizaron un segundo tramo de red compactado, que tenía unos 10 metros aproximadamente. Esta operación también permitió liberar a varias especies animales atrapadas en la red perdida.

Estas redes perdidas son conocidas como «redes de pesca fantasma» y tienen un impacto negativo:

– sobre las especies y el entorno marino, porque siguen pescando indefinidamente sin control ni aprovechamiento de las capturas.

– sobre el medio, puesto que los materiales sintéticos con los que están hechas son altamente contaminantes por el entorno marino.

– sobre las personas, por suponer un peligro tanto para la navegación como para los buceadores o practicantes de otras actividades acuáticas que podrían quedar atrapados.