La Policía Nacional detiene a tres prófugos que se enfrentan a cadena perpetua en Suecia



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la red ENFAST –European Network of Fugitive Search Teams-, han detenido a tres fugitivos buscados por Suecia tras un intento de homicidio.

Dos de los hombres fueron detenidos en Sevilla a la salida del hotel en el que se alojaban y un tercero en un control aleatorio en la estación de autobuses de Algeciras.

Los arrestados trataron de matar en el mes de junio a un hombre al que atacaron con armas blancas, como machetes y cuchillos, y al que posteriormente atropellaron con un vehículo. Tras este ataque, la víctima sufrió múltiples heridas, cortes en el cuerpo y traumatismos por los que tuvo que ser hospitalizado.

Los hechos se remontan al 15 de junio de 2022 en la ciudad sueca de Röbäck, donde dos personas, junto a otro colaborador, trataron de matar a un hombre utilizando armas blancas tales como machetes y cuchillos de distinto tamaño, así como un vehículo tipo turismo con el que lo atropellaron posteriormente. Tras este ataque, la víctima sufrió múltiples heridas de consideración, cortes en el cuerpo y diversos traumatismos por los que tuvo que ser atendido y hospitalizado.

El pasado día 30 de junio, el Grupo de Localización de Fugitivos de UDYCO Central recibía el requerimiento de las autoridades suecas a través de SIRENE España y, paralelamente, de la Red ENFAST para iniciar una investigación tendente a la localización de tres ciudadanos de ese país, quienes probablemente habían huido de Suecia tras intentar terminar con la vida de otra persona.

A continuación, los dos investigados y su otro cómplice huyeron de Suecia, cruzando el continente europeo hasta llegar a territorio español. Estos individuos pretendían ocultarse en España debido a que uno de ellos había nacido en Granada, siendo hijo de padre español y teniendo constancia de la existencia de familiares en el sur del país.

Para ello, alquilaron un vehículo de alta gama que no fue devuelto a la empresa de alquiler propietaria del mismo, y con el que fueron detectados en un primer momento en el sur de Francia. Posteriormente se logró ubicarles en la provincia de Málaga y, tras numerosas gestiones, los agentes lograron centrar sus movimientos a pesar de las medidas de seguridad. 

Finalmente, los agentes descubrieron que los sospechosos iban a pernoctar en un hotel de Sevilla por lo que fueron detenidos cuando abandonaban dicho alojamiento. El tercer implicado fue detenido una semana antes en un control aleatorio en la estación de autobuses de Algeciras. Los tres arrestados se enfrentan a una pena de cadena perpetua.