La Policía Nacional desarticula un grupo criminal especializado en la clonación de vehículos deportivos



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal especializado en la clonación de vehículos deportivos. Los agentes han detenido a 10 de sus miembros -que estaban asentados en las provincias de Madrid y Ciudad Real- y han recuperado 10 vehículos valorados en más de 300.000 euros. Adquirían vehículos siniestrados de un modelo concreto a bajo coste para utilizar su chasis y elementos identificativos, y posteriormente montar la carrocería y el motor de turismos deportivos de similar apariencia que previamente habían sustraído.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la sustracción de numerosos vehículos de competición en la Comunidad de Madrid. Para ejecutar los robos de los turismos, los investigados utilizaban diferentes herramientas de última tecnología, concretamente unos dispositivos electrónicos que vulneran los sistemas de seguridad de los vehículos.

Modus operandi

Las acciones del grupo criminal recaían en un modelo de vehículo concreto de tipo deportivo, que debía guardar características estéticas muy similares con vehículos que habían adquirido siniestrados y sobre los que montarían posteriormente tanto el carrozado como el motor de los vehículos sustraídos de gama alta.

Los vehículos sustraídos eran despiezados para montar sus piezas sobre los chasis de vehículos siniestrados, cuya reparación era económicamente inviable, utilizando también los elementos identificativos físicos (números de bastidor) y documentales (placas de matrícula y permisos de circulación) de estos últimos, dotando de apariencia de legalidad a los vehículos deportivos sustraídos. De esta forma, los coches pasaban las inspecciones periódicas, en las estaciones de servicio sin levantar sospecha alguna y podían venderlos de segunda mano por el precio que tendría el modelo deportivo en ese mercado.

Gracias a las gestiones policiales practicadas, los agentes detectaron uno de los vehículos que se encontraba oculto en los bajos de un inmueble del distrito madrileño de Puente de Vallecas. Asimismo, localizaron un taller mecánico abierto al público, en la provincia de Toledo, que estaba siendo utilizado para la ocultación y posterior despiece de los coches robados. Tras la inspección de dicho taller, donde los agentes encontraron numerosas piezas pertenecientes a los vehículos sustraídos, detuvieron a las personas implicadas en los hechos. 

10 detenidos y 10 hechos delictivos esclarecidos

Finalmente, los investigadores han arrestado a 10 miembros de la organización criminal como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, sustracción de vehículos, receptación, estafa y falsificación de documentos, si bien la investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. Por otra parte, los agentes han esclarecido hasta el momento 10 hechos delictivos y han recuperado 10 vehículos cuyo valor asciende a más de 300.000 euros.