La Guardia Civil rescata a una tortuga boba que estaba enredada entre botellas y plásticos



Guardia Civil  •       

Mientras que los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Alicante prestaban un servicio de vigilancia en las inmediaciones de la Isla de Tabarca, observaron en el agua dos botellas de plástico que flotaban unidas por un denso cabo de hilo de plástico.

Este sistema es empleado con frecuencia para balizar artes de pesca ilegales.

Para sorpresa de los agentes, una tortuga boba tenía una de sus aletas atrapada en el artificio, impidiéndole nadar correctamente ni sumergirse, y por lo tanto, tampoco alimentarse.

Sin dudarlo, se aproximaron hasta ella para rescatarla. Con sumo cuidado, y cogiéndola siempre desde el caparazón para no dañar sus extremidades, la subieron a la embarcación para colaborar a su liberación.

Después fue trasladada hasta las instalaciones de la Fundación Oceanogràfic donde los expertos trabajarán en su recuperación para hacer posible el regreso del ejemplar a su hábitat natural.