La Guardia Civil recupera más de mil teléfonos móviles sustraídos preparados para ser enviados a Marruecos



Guardia Civil  •       

La Guardia Civil, en el marco de la operación SHIPPING, han logrado descubrir miles de objetos de procedencia ilícita, preparados para ser transportados ocultos entre equipajes y mercancía legal en vehículos hacia Marruecos.  

La investigación se inició en junio con una aprehensión de 20 smartphones y 40 smartwatches ocultos en un vehículo en el puerto de Tarifa que se disponía a embarcar hacia Marruecos.

A esta aprehensión le siguieron otras dos en menos de una semana en el mismo puerto, teniendo todas ellas características en común.   

Las primeras sospechas de los investigadores apuntaban a que estos terminales telefónicos podrían haberse sustraído en las recientes ferias celebradas en la comarca del Campo de Gibraltar, dada la alarma social que se estaba creando entre la población de la zona, intensificándose las gestiones para confirmar esta primera línea de investigación. 

La Guardia Civil logró localizar una primera nave sita en el polígono industrial de Palmones (Los Barrios). En esta nave, donde se detuvo a sus dos “guarderos”, se encontraron cientos de objetos empaquetados y paletizados, procedentes de diferentes localidades españolas y extranjeras, entre los que se encontraban 759 terminales móviles smartphones sustraídos.

Además, en este mismo lugar, se encontraron 45 patinetes eléctricos, 180 ordenadores portátiles, diferentes dispositivos electrónicos, informáticos y fotográficos o cajas de ropa etiquetadas de primeras marcas. También material pirotécnico con un peso neto de materia explosiva de 1007 kilogramos, sin las especificaciones ni autorizaciones reglamentarias.

Este explosivo, suponía un grave riesgo para la seguridad de los edificios y trabajadores de los alrededores, incurriendo los detenidos en un delito de depósito ilegal de sustancias explosivas. Con la información obtenida en esta primera intervención los investigadores lograron descubrir otras dos naves industriales de similares características en el mismo polígono de Palmones, sobre las que se practicaron registros en los que se localizaron nuevos terminales móviles sustraídos. 

Como resultado de las actuaciones realizadas hasta el momento, la Guardia Civil averiguó que parte de los smartphones recuperados habían sido sustraídos en las ferias de Los Barrios, Algeciras y La Línea, confirmando así sus primeras sospechas.

También se comprobó que muchos de los móviles recuperados también habían sido sustraídos en ferias de las localidades de Vélez Málaga, Alhaurín de la Torre o Estepona, así como otros lugares más lejanos como Gijón, Vitoria, Barcelona o Almería. Por otro lado, se están usando distintos mecanismos de cooperación policial internacional, entre ellos Interpol, para conocer la procedencia ilícita de otros objetos recuperados.

Este es el caso del material fotográfico encontrado en una de las naves y que se sospecha que procede de Países Bajos o Bélgica.