La Guardia Civil detiene a dos personas como presuntos miembros de una red de radicalización en prisión


La Guardia Civil, en una operación desarrollada bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 6 y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ha procedido a la detención de dos individuos, uno en el Centro de Penitenciario de Córdoba y otro en la localidad guipuzcoana de Pasajes Antxo, a los que se acusa de haber realizado labores de captación y adoctrinamiento yihadista en el Centro Penitenciario de Botafuegos (Algeciras).

La investigación fue iniciada por el Servicio de Información de la Guardia Civil a principios de 2018 al tener conocimiento a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias de diversas pintadas y consignar relacionadas con la organización terrorista DAESH, que permitió detectar la existencia de un presunto grupo organizado de internos dedicado a la radicalización y captación en el Centro Penitenciario de Botafuegos (Algeciras), donde los detenidos cumplían condena por la comisión previa de delitos de terrorismo de índole yihadista.

Las pesquisas realizadas permitieron revelar que uno de los detenidos ostentaba un rol de ascendencia sobre el resto de internos, realizando labores de adoctrinador sobre los mismos. Estas actividades de captación y adoctrinamiento que realizaba en prisión eran análogas a aquellas por las que fue previamente condenado y por la que cumple seis años de prisión.

En el marco de su actividad proselitista, habría reclutado al otro detenido, que se encontraba cumpliendo condena por un delito de auto adoctrinamiento terrorista y que se erigió igualmente en reclutador de otros internos ejerciendo una labor entre aquellos a los que tenía acceso.

En esta investigación se ha constatado la creación de una estructura dedicada al adoctrinamiento en la ideología y objetivos de la organización terrorista DAESH en el interior del centro penitenciario, y que pretendía mantener la cohesión de los internos ya condenados por terrorismo.

Esta investigación además tendría relación con otra que se realizó el pasado 12 de marzo en Melilla, en la que fue detenido un individuo que había coincidido con los anteriores y mantenía afiliación con sus presupuestos y que en el momento de la detención se encontraba en libertad por cumplimiento de condena.

La presente operación es un ejemplo de acción coordinada por la Guardia Civil y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, una cooperación que ha dado lugar a diferentes actuaciones, la última en este mismo mes de marzo de 2021, cuando fue desarticulado un grupo de internos cuyas actividades estaban dirigidas a la captación y radicalización en el entorno penitenciario.

Ha sido acordada la prisión preventiva para por parte de la Autoridad Judicial para el detenido que se encontraba en libertad.


Entrada siguiente

VÍDEO: La Guardia Civil evita que una mujer de 97 años se precipite en San Vicente del Raspeig

Mié Mar 31 , 2021
La mujer que fue rescatada cuando estaba sentada en la cornisa de un quinto piso. Una patrulla perteneciente al Puesto […]