Intervenidas 350 piezas arqueológicas y casi 200 restos óseos en Alicante


La Guardia Civil, en la denominada operación Osarium, ha investigado a dos hombres como presuntos de autores de un delito de apropiación indebida en su modalidad agravada de bienes de valor histórico, cultural o científico. Se ha intervenido una de las mayores colecciones privadas ilegales de la provincia de Alicante.

La investigación se inició el pasado mes de noviembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento, a través de la Policía Local de Gata de Gorgos, de que en el interior de un domicilio en esa localidad había diversos restos óseos antiguos.

En una primera fase, mediante la colaboración de un arqueólogo del Ayuntamiento de Jávea, los restos óseos hallados en el domicilio de Gata de Gorgos se dataron con una antigüedad de entre 4.000 y 5.000 años.

Ante la necesidad de catalogar las piezas arqueológicas halladas y determinar su procedencia, se solicitó la colaboración de la Inspección Técnica de la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana, que determinó que dicha colección era ilegal, ya que no contaba con ningún documento que avalase su tenencia.

La colaboración del propietario durante la investigación permitió a los investigadores descubrir una colección mayor en un domicilio de Dénia. Los agentes realizaron una entrada y registro en su interior y hallaron un gran volumen de piezas arqueológicas y paleontológicas.

Las piezas habían sido supuestamente heredadas por el morador actual de la vivienda de un familiar fallecido. Sin embargo, no poseía ningún tipo de documentación que justificase la tenencia de las mismas ni había realizado trámite alguno para su regularización. En este registro se contó con la colaboración de la Consellería de Educación, Cultura y Deporte de Alicante.