Ingresan en prisión cinco detenidos por cultivo y tráfico de marihuana con una gran plantación



Mossos  •       

Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría de Valls conjuntamente con agentes de la Unidad de Droga y Crimen Organizado de la Policía Nacional detuvieron el pasado lunes en Pontils, cinco hombres, de edades comprendidas entre los 35 y 45 años, los cinco de nacionalidad ucraniana y con domicilio desconocido, como presuntos autores del delito de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas.

La investigación se inició a raíz de unas informaciones que apuntaban a que en un terreno rural de grandes dimensiones situado en el municipio de Pontils (Conca de Barberà) se había instalado una plantación de marihuana en el interior de un gran almacén.

A partir de esa información, los agentes llevaron a cabo diversas gestiones que permitieron constatar la existencia de un almacén que se había reformado y acondicionado recientemente dentro del terreno investigado y que presentaba las características habituales de las plantaciones de marihuana interiores . Así, los investigadores comprobaron que la infraestructura contaba con numerosos aparatos de aire acondicionado, iluminación y salidas de humo y se habían tapiado los accesos.

Con autorización judicial, el pasado 13 de diciembre se estableció un dispositivo policial de entrada y pesquisa en los inmuebles investigados. De forma coordinada, los investigadores y los grupos de asalto accedieron a la propiedad y pudieron interceptar a uno de los detenidos cuando salió de una casa y se dirigió corriendo hacia la nave a alertar de la presencia policial al resto de investigados.

Acto seguido, los policías interceptaron a otros cuatro hombres que salían del almacén donde estaba la plantación.

Una vez detenidos los cuidadores de la plantación, los investigadores realizaron el cacheo del almacén. Se trataba de una gran edificación con cerca de 200 focos, una treintena de ventiladores, 5 aires acondicionados y todo un sistema de extracción de humos. Todo alimentado por tres generadores.

En cuanto a la droga, los investigadores localizaron 100 kg de cogollos de marihuana preparados para su distribución, más de 1.200 plantas con cogollos listos para ser recogidos, cerca de 6000 plantas en otros estados de crecimiento y unos 11 kg de polen de marihuana. Además, los detenidos contaban con una báscula de grandes dimensiones.

En el cacheo en la zona interior del almacén, donde vivían los detenidos, se localizó un arma de fuego corta real con munición.

Los cinco detenidos pasaron el miércoles a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Valls y la autoridad judicial decretó el ingreso en prisión de los cinco.