Felicitan a Asturias por el bajo índice de criminalidad



Ministerio del Interior •    

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ha presidido este martes en Oviedo la toma de posesión como nuevo jefe superior de Policía de Asturias del comisario principal Luis Carlos Espino, designado para el cargo el pasado mes de julio por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El acto ha contado con la presencia del director general de Policía Nacional, Francisco Pardo, y del director adjunto operativo del cuerpo, el comisario principal José Ángel González, así como de la delegada del Gobierno en el Principado de Asturias, Delia Losa, con quien el secretario de Estado de Seguridad mantuvo un reunión previa para analizar distintos aspectos del despliegue de las Fuerzas de Seguridad del Estado en ese territorio.

En su intervención, Pérez destacó que en un territorio de la importancia de Asturias, con una población de más de un millón de habitantes y una importante infraestructura económica y turística, la labor de cuerpos como la Policía Nacional ha logrado mantener la tasa de criminalidad muy por debajo de la media nacional, por lo que ha felicitado a todos los miembros de esa jefatura superior.

“Trabajamos para implantar un modelo que apuesta por propiciar un entorno tanto físico como digital seguro, por garantizar el bienestar social y la convivencia ciudadana y por generar valor público”, ha señalado el secretario de Estado, que ha añadido que esa política tiene también como objetivo  “prestar un servicio público que esté a la altura de las expectativas que la sociedad tiene y espera de nosotros”.

El comisario Espino ingresó en 1982 en la Policía Nacional. A lo largo de su carrera profesional ha estado destinado en la comisaría local de Basauri (Vizcaya), en la Jefatura Superior de Madrid; en las comisarías generales de Información, de Extranjería y Fronteras, y de Seguridad Ciudadana; en la Subdirección Operativa; y en la Dirección Adjunta Operativa.

Inspector jefe desde el año 2000, comisario desde 2006 y comisario principal desde 2020, en el momento de su nombramiento como jefe superior de Asturias ocupaba el cargo de jefe de la Unidad Central de Fronteras en la Comisaría General de Extranjería y Fronteras.

AUMENTO DE PLANTILLAS

Antes de la ceremonia, el secretario de Estado de Seguridad se reunió con la delegada del Gobierno en Asturias, con quien analizó  la situación y despliegue de los efectivos policiales en ese territorio.

En la actualidad, Asturias ha alcanzado los 3.587 miembros de Policía Nacional y Guardia Civil desplegados en su territorio, la mayor cifra de los últimos diez años y a solo 93 del máximo histórico, los 3.680 efectivos registrados en 2011.

Este aumento de las plantillas policiales, sostenido desde 2018, es uno de los motivos que ha permitido que, según datos de julio de 2022, Asturias sea la segunda comunidad autónoma con menor tasa de criminalidad (30,1 infracciones penales por cada 100.000 habitantes), muy por debajo de la media nacional, que es de 46,8.

En la reunión también se ha abordado el estado de las numerosas obras de reforma o reposición de comisarías de Policía Nacional o cuarteles de la Guardia Civil que ya están en marcha o previstas en el Principado de Asturias, actuaciones que cuentan todas con financiación asegurada prevista en el Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado 2019-2025 del Ministerio del Interior o en los fondos europeos procedentes del Plan del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.