Detenidos tres hombres en Barcelona por el robo violento de un reloj

Compartir noticia

Interior Cataluña

El Gobierno ha aprobado la publicación de la licitación, prevista para finales de esta semana, para la contratación del servicio de suministro y ejecución de la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 70 edificios adscritos a la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra y el edificio del 112 en Reus.

Se trata de una licitación plurianual con un importe total de 7.602.841,81 euros .

En total se habilitarán 175 puntos de recarga en los estacionamientos exteriores dentro de los perímetros cerrados de los edificios policiales.

Debe tenerse en cuenta que el parque automovilístico de los Mossos d’Esquadra está formado mayoritariamente por vehículos de combustión interna con el correspondiente nivel de emisiones de CO₂ en función de su uso.

De acuerdo con las políticas medioambientales dirigidas a la reducción de estas emisiones, el Departamento de Interior estableció la prioridad de empezar a preparar esta infraestructura de puntos de recarga. En concreto será para vehículos híbridos eléctricos enchufables Hybrid Electric Vehicle ( PHEV) y para vehículos eléctricos de batería (BEV/EV). En definitiva, se trata de un paso necesario para el inicio de la transición hacia un parque automovilístico más sostenible medioambientalmente en todo el territorio.

Del total de los puntos de recarga previstos, 143 serán de corriente alterna con dos bases que dispondrán de una potencia de salida de 22 kW cada una. Los 32 puntos restantes, con una sola toma de conexión, verán aumentadas su potencia hasta los 50 kW.

Agentes de Mossos d’Esquadra del grupo Titani del Área regional de Investigación de Barcelona detuvieron entre el 21 y el 23 de febrero a tres hombres, de 21, 23 y 30 años, como presuntos autores de un delito de robo con violencia y un delito de lesiones.

La investigación se inició el pasado 28 de enero después de que un turista de 39 años sufriera un robo violento en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona, ​​cuando se disponía a entrar en un edificio donde se alojaba y fue asaltado por la espalda por dos hombres.

Uno de ellos le inmovilizó y el otro intentó sustraerle el reloj. Ante la resistencia de la víctima le empezaron a agredir hasta que uno de ellos se apoderó del reloj y huyó.

Sin embargo, la víctima pudo retener al otro agresor. En ese momento otros tres jóvenes, que se encontraban controlando la escena, se lanzaron sobre el turista y le golpearon violentamente hasta que todos consiguieron huir.

Varios testigos alertaron de los hechos y atendieron a la víctima hasta la llegada de los servicios de emergencia. El turista resultó herido de gravedad en la cara resultado de los golpes recibidos, aunque pudo recuperarse de estas lesiones.





Compartir noticia