Detenido un hombre como presunto autor de al menos nueve incendios forestales



Mossos  •       

Agentes de la Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra de la comisaría de El Prat de Llobregat con colaboración del Área de Seguridad Aeroportuaria y del Cuerpo de Agentes Rurales, han detenido a un hombre presuntamente relacionado con nueve incendios de entre el 18 de julio y el 2 de agosto, tanto en zonas urbanas como forestales del Prat de Llobregat, con afectación en la zona aeroportuaria y del área de la Reserva Natural Parcial de la Ricarda, en el espacio natural protegido del Delta del Llobregat.

La investigación se inició a raíz de los incendios que se produjeron la madrugada del 18 de julio, en los que se quemaron diez contenedores situados en varios puntos del municipio, con unos daños que ascendían a 13.575 euros. Además se quemó un vehículo que estaba estacionado junto a uno de los contenedores. Esa misma madrugada los agentes de la Policía Local de El Prat de Llobregat pudieron identificar a un hombre al que le encontraron tres mecheros entre sus pertenencias, cuya descripción podía ser coincidente con la que habían facilitado algunos testigos.

Entre el 28 de julio y el 2 de agosto se produjeron otros cinco incendios, que respondían a una misma forma de actuar, en zonas cercanas al aeropuerto de Barcelona, ​​entre ellos uno en la zona protegida de la Reserva Natural del Delta de Llobregat, junto a la pista de aterrizaje del aeropuerto. En dos de estas ocasiones, debido a la cortina de humo, las llamas y la ceniza que se acercaba a la zona de pistas, tuvo que activarse el Plan de Emergencias Aeronáuticas de la Generalitat de Catalunya (AEROCAT) .

El 28 de julio, gracias a la información aportada por algunos testigos, los agentes de la Policía Local de El Prat de Llobregat localizaron a un hombre, en un mirador de aviones, que presentaba quemaduras en sus manos, llevaba encima tres mecheros y que coincidía con la descripción del posible autor. El varón fue detenido por un delito de incendio forestal y quedó en libertad con cargos poco después.

El 2 de agosto a las 04:00 horas se produce el incendio con mayor afectación en la zona del perímetro exterior del Aeropuerto de El Prat, en una zona de vegetación y cañas justo frente al hangar de Iberia. En el lugar, las patrullas policiales evidenciaron que se trataba de un fuego considerable, tanto por la altura de las llamas como por su zona de afectación, al tratarse de un paraje anexo a la zona aeroportuaria, lo que motivó la intervención de tres dotaciones de bomberos de Aena y dos de los Bomberos de la Generalitat.

En el momento de mayor intensidad, las llamas llegaron a superar los 30 metros de altura, mezclándose con las columnas de humo provocadas por la combustión de matorrales y vegetación. Esto provocó una afectación a la visibilidad en la zona de pistas del aeropuerto, ya que se arrastraban las cenizas en dirección al interior de la instalación con especial incidencia en las pistas del aeropuerto de la Terminal 2 y de la Terminal Corporativa.

Aparte de este riesgo para la seguridad aeroportuaria hay que añadir la proximidad con el hangar de Iberia, en cuyo interior se almacena combustible, altamente inflamable. Este hecho supuso que debiera activarse el Plan de emergencias Aeronáuticas de Cataluña (AEROCAT).

Pasadas las cinco de la madrugada, completadas las tareas de extinción coordinadas, el incendio quedó controlado después de que se hubiera quemado una superficie aproximada de unos 2.000 metros cuadrados y se pudo restablecer la normalidad.

Dado que ya se había producido la detención del hombre el día 28 y la reiteración en los incendios con un mismo modus operandi , compatible con el activado de un incendiario, se inició la colaboración con el Cuerpo de Agentes Rurales, para la investigación que se realizaba por parte de la Unidad de Investigación de El Prat de Llobregat de los Mossos d’Esquadra, dada su experiencia en lo que se refiere a la investigación de incendios.

Los Agentes Rurales realizaron un informe exhaustivo a partir del cual se pudo determinar las características de cada uno de los incendios, su alcance y afectación.

La investigación realizada por los Agentes Mayores de Incendios del Área Regional de Barcelona determinó que se trataba de incendios intencionados, además de posibilitar que los investigadores de los Mossos determinaran la presunta relación del investigado con nueve de estos hechos: siete en la zona del Parc Nou (los días 22, 23, 28, 29 y 30 de julio, aparte de dos el día 2 de agosto) y otros dos, el 23 de julio en la Ronda del Sur y el 28 en el lago de Cal Tet, en la Reserva Natural Parcial de la Ricarda, dentro del espacio natural protegido del Delta del Llobregat.

A partir de los indicios disponibles el 10 de agosto se llevó a cabo un dispositivo conjunto de localización y vigilancia del investigado en el que participaron agentes de los Mossos de investigación y seguridad ciudadana de la comisaría de El Prat de Llobregat en coordinación con mossos de la el Área de Seguridad Aeroportuaria. Finalmente, se le detuvo en un domicilio de su expareja, en la misma localidad, donde se había escondido.

Una vez informado en el Juzgado de instrucción núm. 3 de El Prat de Llobregati en la Fiscalía se le arrestó y al día siguiente la jueza decretó prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Cabe destacar que entre los nueve fuegos se ha quemado una superficie de 3.130 m² de cañas y matorrales en terreno urbano y 342 m² de terreno forestal, dentro del espacio de protección especial del Delta de Llobregat. Los incendios tuvieron lugar en unos días de peligro de incendio muy alto en la comarca del Baix Llobregat, en los que había activado el nivel 2 del Pla Alfa.