Cómo descargar un programa o aplicación móvil sin el riesgo de terminar infectándonos



OSI  •       

Tanto si somos más activos en nuestros smartphones o tablets como si lo somos en un ordenador o portátil, descargar programas de Internet es una función que tenemos que aprender tarde o temprano.

En nuestros smartphones y tablets es muy sencillo, y solo necesitaremos utilizar alguna de las aplicaciones que ya tenemos preinstaladas, como son Play Store (Android) o App Store (iPhone o iPad). Son plataformas donde otros usuarios o empresas pueden subir sus aplicaciones para que nosotros las descarguemos. Por el contrario, en nuestros ordenadores, especialmente en Windows, descargar programas requiere que accedamos a Internet y busquemos el nombre del programa que queremos descargar e instalar.

Lamentablemente, si no tenemos mucha idea sobre estos temas, nos exponemos a riesgos como los siguientes:

  • Descargar un virus que infecte nuestro dispositivo.
  • Perder la garantía del fabricante del programa o incluso de nuestro dispositivo, de modo que, en caso de fallo, no podamos reclamarle nada.
  • No poder actualizar nuestros programas o aplicaciones, debido a que no son oficiales sino “copias pirata”. Nuestras versiones terminarán quedando obsoletas e inseguras.
  • Ser víctimas de un “hackeo”, ya que la aplicación, al no ser la legítima, puede contener fallos de seguridad que sean aprovechados por los ciberdelincuentes.

Vamos a ver cómo podemos descargar aplicaciones sin exponernos a estos riesgos siguiendo los siguientes pasos:

Cómo descargar aplicaciones de forma segura en nuestro móvil

Por defecto, todos los dispositivos móviles Android, iOS (iPhone/iPad) o con otros sistemas operativos, tienen instalada una aplicación desde la que podemos descargar otras apps: WhatsApp, Facebook, El tiempo, Netflix, Skype, Privalia, etc.

Estas tiendas oficiales (Play Store, de Android, y App Store, de iOS) cuentan con mecanismos de seguridad para evitar que se publiquen aplicaciones maliciosas y proteger así a los usuarios.

Cualquier aplicación que descarguemos fuera de las tiendas oficiales no contará con este filtro de seguridad, por lo que el primer consejo es no descargar ninguna aplicación fuera de las tiendas oficiales de nuestro dispositivo.

Ahora bien, estos filtros no son 100% infalibles y en ocasiones se “cuelan” aplicaciones con fines maliciosos. Por eso, es recomendable que sigamos una serie de pautas para añadir una capa extra de seguridad a nuestras descargas:

  1. Mirar el número de descargas que tiene la aplicación. De este modo, podremos guiarnos por las aplicaciones que ha descargado la mayoría de usuarios. Nos ayudará a descartar versiones de la aplicación no oficiales, que no tengan nada que ver con la que buscamos. Se trata de información útil a la hora de localizar aplicaciones muy conocidas y usadas por los usuarios.
  2. Analizar los comentarios y valoraciones de la aplicación antes de descargarla. Echar un vistazo a los comentarios de otros usuarios y sus valoraciones siempre es muy útil, ya que nos puede dar pistas sobre qué tipo de aplicación es, si funciona bien, si es fiable, etc. En dispositivos Android podremos ver esta información en el apartado ‘Puntuaciones y opiniones’ al seleccionar la app.En iOS (iPhone o iPad) buscaremos la sección ‘Valoraciones y reseñas’.
    Imagen Valoraciones y reseñas Candy Crush
  3. Comprobar quién ha creado la aplicación . Es recomendable revisar la página web de la empresa que ha creado la aplicación o buscarla en Google para consultar información sobre la misma y ayudarnos a tomar una decisión a la hora de descargarla.En móviles Android podemos acceder a la información en el apartado ‘Contacto del desarrollador’.

LEER ARTÍCULO COMPLETO EN FUENTE ORIGINAL.