9.142 llamadas en seis meses al 112 desde Teleasistencia domiciliaria en Castilla La Mancha



Redacción  |

El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha recibió, durante el primer semestre del año, un total de 9.142 llamadas de la central de Teleasistencia domiciliaria, a través de las cuales coordinó las situaciones de urgencia sufridas por los usuarios de este servicio, que atiende sobre todo a las personas mayores de la comunidad autónoma.

En relación con esta cifra, cabe señalar que el número de llamadas registradas durante este semestre supone un aumento considerable si lo comparamos con los datos del año anterior, cuando se recibieron en el Servicio de Emergencias 1-1-2, organismo perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, un total de 7.465 avisos.

Este aumento de más de 1.500 llamadas supone un récord en el número de situaciones atendidas, incluso mayor que en la época del confinamiento, en 2020, donde se recibieron más de 8.000 llamadas en los seis primeros meses del año.

En este sentido, cabe señalar que durante el presente ejercicio ha sido junio el mes que ha registrado un mayor número de llamadas desde Teleasistencia al Servicio de Emergencias, un total de 1.795. En comparación, el pasado año fue enero, con un total de 1.506 llamadas.

El servicio de Teleasistencia domiciliaria, que depende de la Consejería de Bienestar Social, se encarga de facilitar a las personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, normalmente personas mayores y aquellas con algún tipo de dependencia, la comunicación directa con una central atendida por personal especializado para dar respuesta adecuada a sus necesidades, con tan solo pulsar un botón, mediante un sistema de atención permanente por telefonía.

Cuando alguno de los usuarios de este servicio de Teleasistencia sufre algún tipo de urgencia o emergencia, desde la central se comunica dicha situación a la Sala de Coordinación del 1-1-2, desde donde se articulan los mecanismos necesarios para atender dicha urgencia, bien con medios sanitarios, de rescate o extinción, seguridad, etc.

De esta manera, el trabajo coordinado de ambos servicios del Gobierno regional proporciona a las personas en situación de vulnerabilidad, en su gran mayoría ancianos, una mayor seguridad tanto en su vida cotidiana como ante cualquier situación de urgencia o emergencia que puedan sufrir.

Desde el año 2010 el volumen de llamadas que se recibe desde el Servicio de Emergencias 1-1-2 por parte de Teleasistencia se ha ido incrementando paulatinamente, pasando de las 7.886 de ese año, a las más de 16.178 del pasado ejercicio.