1.080 euros de multa a un hombre que vendía sapos de la especie ‘bufo calamita’ en una web de anuncios



Poder Judicial • 

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado al pago de una multa de 1.080 euros por un delito relativo a la protección de la fauna, para el que aprecia la atenuante de dilaciones indebidas, a un hombre que vendía a través de Internet ejemplares de sapo de la especie ‘bufo calamita’ o sapo corredor.

La Sala confirma de este modo la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 3 de Alicante el 27 de mayo de este año, que además de imponerle una multa inhabilita al penado para el ejercicio de cualquier profesión y oficio relacionado con la cría o comercio de animales silvestres y para el ejercicio de la caza y la pesca durante un año y ocho meses.

Los hechos ocurrieron en 2017, cuando la Policía Autonómica detectó que un individuo ofrecía en una web de anuncios ejemplares de sapo de la especie ‘bufo calamita’, también llamado sapo corredor, a un precio de 15 euros cada uno.

El 12 de mayo  de ese año, los agentes se incautaron en el domicilio del vendedor, en Alicante, de 23 de estos anfibios que tenía en su poder con la intención de beneficiarse de su venta.

Según detalla la resolución del Juzgado de lo Penal, confirmada ahora por el Tribunal Provincial, el condenado sabía que ese tipo de animal con el que estaba comercializando se encontraba incluido en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial y del catálogo español de especies amenazadas.

En su resolución, la Audiencia considera acertados los argumentos de la sentencia dictada en primera instancia y califica de “genéricas e inconcretas” las alegaciones del apelante en su recurso contra la sentencia.

La Sala recuerda que el ahora condenado se presentaba en los anuncios de la página web como un experto conocedor de las características y cuidados de este anfibio y ofrecía incluso asesoramiento.