Unos policías nacionales aplican un torniquete y salvan la vida a un hombre que se desangraba


Agentes de la Policía Nacional han auxiliado y salvado la vida en la noche de ayer en Valencia a un hombre de 28 años que sufrió un corte profundo en el brazo tras perder el equilibrio y caer accidentalmente sobre una mesa de cristal. Taponaron y cortando la hemorragia mediante un torniquete.

Los hechos ocurrieron sobre las doce menos cuarto de la madrugada en Valencia, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigieran a un domicilio del distrito valenciano de Patraix donde un hombre pedía auxilio, ya que al parecer un familiar se había cortado en el antebrazo y sangraba abundantemente.

Rápidamente, y en apenas tres minutos, los agentes se dirigieron al lugar, observando a su llegada la puerta del domicilio abierta y a varias personas en un gran estado de nerviosismo requiriendo a los agentes para que entraran al salón.

Una vez en el mismo, los agentes se encontraron a la víctima inconsciente, fría y sangrando abundantemente por una herida situada en el antebrazo a la altura de la cara interna del codo, observando gran cantidad de sangre tanto en el suelo como en el mobiliario, por lo que inmediatamente y ante la gravedad de la situación, no dudaron en practicar técnicas de primeros auxilios. Uno de los agentes taponó la herida mientras el otro le practicó un torniquete de urgencia, consiguiendo cortar la hemorragia hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Transcurridos varios minutos, el hombre recobró levemente el conocimiento, por lo que los policías, a la vista de que el tiempo apremiaba, ya que había perdido gran cantidad de sangre, decidieron bajar al hombre al portal ayudándose de una silla para facilitar el traslado del mismo al hospital por parte del indicativo sanitario.


Una vez resuelta la emergencia sanitaria, los agentes averiguaron que, al parecer, la víctima al levantarse del sofá, habría perdido el equilibrio cayéndose sobre una mesa de cristal produciéndose un corte profundo en el antebrazo.

Gracias a la rápida intervención policial, tal como atestiguaron los propios servicios sanitarios, el hombre salvó la vida, encontrándose actualmente ingresado y fuera de peligro en un hospital de Valencia.