Una pareja estafa en Terrassa más de 78.000 euros a 14 víctimas mediante la técnica del SIM swapping



Mossos  •       

Agentes de la Policía de la Generalidad- Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría de Sants-Montjuïc detuvieron el miércoles, 29 de diciembre, a un hombre y una mujer, de nacionalidad española y de 34 y 33 años respectivamente, como presuntos autores de delitos de estafa, falsificación documental y de usurpación del estado civil cometidos en los últimos nueve meses de este año.

El primer hecho denunciado tuvo lugar en marzo y durante los meses siguientes llegaron a estafar a otras 13 personas. A partir de las denuncias los investigadores se pusieron en contacto con las distintas víctimas para poder determinar en qué circunstancias ocurrieron las estafas y poder identificar a sus responsables.

Con la información aportada los mossos determinaron que cometieron las estafas con la técnica del “SIM swapping”. Consiste en obtener los datos de la víctima, averiguar la compañía de teléfono a la que pertenece, duplicar la tarjeta SIM y saber cuál es su banco. Después llaman a la entidad bancaria haciéndose pasar por la víctima para modificar las claves de acceso a la banca online y poder, así, tener libre acceso a la cuenta corriente para vaciarla lo antes posible.

Algunas veces, los autores abren cuentas corrientes nuevas, a nombre de la víctima, y ​​solicitan préstamos, piden nuevas tarjetas de crédito/débito que utilizan para comprar varios productos en establecimientos comerciales, hacen portabilidades de la línea telefónica pidiendo teléfonos móviles de alta gama, ordenadores u otros productos para ir pagando mensualmente en su factura de teléfono de la víctima.

Los investigados pedían que les enviaran estos aparatos a varios puntos donde los recogían. Durante los meses de febrero a abril de este año, los investigados estuvieron alojados en un establecimiento de alojamiento turístico del barrio de Sants de Barcelona, ​​desde donde recogían los paquetes que llevaban distintos nombres y apellidos, pero en ningún caso los sedes. Algunos de los objetos obtenidos ilícitamente los vendían con posteridad, obteniendo dinero en efectivos, y otros se les quedaban para consumar nuevas estafas a otras nuevas víctimas.

A las 14 víctimas les timaron más de 78.000 euros, consiguiendo un beneficio económico de más de 16.000 euros de la venta de 30 aparatos de telefonía de alta gama logrados de esta forma fraudulenta.

El 29 de diciembre los agentes detuvieron en Terrassa a la pareja después de que los investigadores obtuvieran, para cada caso en concreto, varios indicios que relacionaban claramente la participación de los dos investigados en cada una de las estafas.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el pasado 31 de diciembre y el juez decretó libertad con cargos.