Sandra Palo y el olvido de las víctimas



Francisco Pérez Caballero
     

El señor de los crímenes: una aproximación al mundo del crimen de la mano de Francisco Pérez Caballero, periodista y reportero especializado que lleva más de 20 años siguiendo los sucesos más importantes a pie de calle.

Y con un cariñoso homenaje a su padre, Francisco Pérez Abellán, el verdadero catedrático de la asignatura y el señor de los crímenes original.


Sandra Palo y el olvido de las víctimas

La violación y asesinato de la joven Sandra Palo, el 17 de mayo de 2003, puso de manifiesto que algo se estaba haciendo muy mal en la lucha contra el delito. La polémica Ley del Menor, amparaba a delincuentes que a todas luces actuaban como adultos, pero que eran tratados como niños por la justicia.

En las torturas que sufrió Sandra participaron cuatro personas. Para la ley, un adulto y tres menores de edad. Una vez condenados, cada uno según la ley, los padres de Sandra siguieron luchando para que los criminales asuman su responsabilidad, independientemente de su edad.

Y vivieron en primera persona lo mismo que otros familiares de víctimas: las buenas palabras de los políticos, la soledad, el apoyo de una parte de la sociedad y la presión de la otra parte para que olviden y pasen página. Las víctimas, además de serlo, muchas veces se quedan solas.

Y una sociedad sana y moderna debe estar siempre arropándolas. Porque todos podemos ser una víctima. Porque, de hecho, cuando le hacen daño a uno de los nuestros, nos lo hacen a todos.