Prisión permanente a un hombre que asesinó a su madre en San Vicente del Raspeig (Alicante)



Poder Judicial  • 

La Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a prisión permanente revisable a un hombre que asesinó a su madre en la localidad de San Vicente del Raspeig tras asestarle 69 puñaladas. Además, le ha impuesto otra pena de 14 años de cárcel por intentar asesinar a su padre de la misma manera.

La sentencia ha sido dictada de conformidad con el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular al término del juicio celebrado el pasado mes de diciembre y puede ser recurrida ahora en apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Los hechos declarados probados por la resolución judicial ocurrieron el 4 de junio de 2020, en la vivienda familiar de San Vicente del Raspeig, cuando el acusado abordó a su madre, de 67 años y que se hallaba viendo la televisión, y le infligió un total de 69 puñaladas.

El ataque se produjo de manera sorpresiva, con dos cuchillos de grandes dimensiones, y el penado aprovechó tanto su mayor fuerza física como el hecho de encontrarse a solas con la víctima, lo que impedía que ésta pudiera defenderse de forma eficaz.

Además, la mujer, tal y como dictaminó el jurado popular, era una persona especialmente vulnerable por su edad o por su estado de salud y su hijo aumentó “de forma deliberada, innecesaria e inhumana” su sufrimiento por la forma en que se desarrolló la agresión, según recoge la sentencia.

La Audiencia considera que estos hechos constituyen un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento contra una víctima especialmente vulnerable, en el que además concurre la circunstancia agravante de parentesco.

Después de perpetrar el crimen, el penado intentó asesinar a su padre, que acababa de llegar a la vivienda tras realizar unas gestiones, para lo que le asestó tres puñaladas. El agresor huyó en un vehículo y fue detenido por la Policía unas horas después en la ciudad de Alicante.

La sentencia establece el pago de indemnizaciones para su progenitor, una hermana y una tía que ascienden en su conjunto a 330.000 euros.