Pillan a dos aspirantes para sacarse el carnet de conducir con material para copiar en Murcia



Guardia Civil  •       

La Agrupación de Tráfico Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de las actividades de colaboración con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia para el control de la pruebas de obtención del permiso de conducción, ha sorprendido en el aula de examen a dos aspirantes con material de intercomunicación supuestamente empleado para superar de forma fraudulenta el citado examen teórico.

Ambos, varones, de 35 y 37 años, de nacionalidad marroquí y vecinos de El Ejido (Almería) y Torre Pacheco (Murcia), han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, lo que conlleva una sanción de 500 euros y no poder presentarse a las citadas pruebas de aptitud durante seis meses.

Los hechos tuvieron lugar cuando agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T.) del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia fueron alertados por los funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico que supervisaban las pruebas teóricas de obtención del permiso de conducción, de ciertos comportamientos anómalos en dos de los aspirantes.

Una vez finalizada la prueba, los guardias civiles verificaron que los sospechosos portaban dispositivos de intercomunicación no autorizados reglamentariamente, consistentes en dos teléfonos móviles ocultos entre sus prendas de vestir que, junto a un auricular escondido en el pabellón auditivo, hacían las funciones de cámara, emisor de imagen y audio; y servían de conexión remota con una tercera persona que les facilitaba la información necesaria para superar el examen.

De las gestiones practicadas por los guardias civiles del GIAT se pudo conocer que cada uno de ellos habría abonado cerca de 1.500 euros a la persona que les procuró los medios y la ayuda para llevar a cabo el fraude.

La Ley 18/2021, de 20 de diciembre, por la que se modifica el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, regula en su artículo 77 como infracción muy grave la utilización de dispositivos de intercomunicación no autorizados reglamentariamente en las pruebas para la obtención y recuperación de permisos y otras autorizaciones, bajo sanción de 500 euros y no poder presentarse a las pruebas para la obtención o recuperación del permiso o licencia de conducción u otra autorización administrativa para conducir en el plazo de seis meses.

Se trata del séptimo caso de esta naturaleza detectado desde el pasado mes de julio.