Obligaban a una mujer a prostituirse las 24 horas para pagar la deuda contraída con la dueña del prostíbulo



Policía Nacional  •           

Agentes de la Policía Nacional han liberado a una víctima de explotación sexual en una operación contra la trata de seres humanos en Málaga. Han sido detenidos los cinco integrantes de la red criminal, ingresando en prisión las dos líderes de la organización.

Los arrestados, presuntamente, obligaban a la víctima a ejercer la prostitución las 24 horas, sin descanso, para pagar la deuda que había contraído con la dueña del prostíbulo.

Prostituida las 24 horas del día

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un domicilio en Málaga donde, presuntamente, se estaba ejerciendo la prostitución y que regentado por dos mujeres.

Tras varias gestiones, los investigadores comprobaron que los implicados utilizaban una vivienda para cometer su ilícita actividad, inmueble que publicitaban como casa de citas en anuncios de páginas web de contactos. La víctima, ejercía la prostitución las 24 horas del día, los siete días de la semana, a fin de que siempre estuviera disponible para cualquier cliente que le apeteciera contratar sus servicios.

La red criminal disponía de la figura de una “mami”, que se encargaba de presentar mujeres a los clientes y de la contabilidad de cada servicio sexual. Se anotaban estos datos en calendarios, donde quedaban reflejadas las ganancias que se generaban a diario por el ejercicio de la prostitución. Las dos regentes de la casa de citas se encontraban de forma habitual en el domicilio para ejercer el control sobre la víctima y facilitar sustancias estupefacientes a los clientes que lo desearan.

La operación culminó con el arresto de cinco detenidos en Málaga por los delitos de Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, prostitución, pertenencia a organización criminal, favorecimiento de la inmigración ilegal y delito contra la Salud Pública.

Los agentes llevaron a cabo dos entradas y registros en la ciudad de Málaga donde intervinieron 5500 euros en efectivo, cocaína, hachís y marihuana por valor de más de 4600 euros, terminales informáticos y de teléfono, pasaportes y gran cantidad de documentación relacionada con la investigación.