Las sanciones a la gente irresponsable impuestas en el estado de alarma deberían ser destinadas a sanidad y empleo


Durante estos días, desde que se ha decretado el estado de alarma, se ha podido ver por los medios de comunicación y en las redes sociales multitud de personas que se han saltado a la torera las medidas decretadas por la normativa.

Sanciones administrativas que oscilan entre los 600 y 600.000 euros, así como delitos por desobediencia que también conllevan sanción pecuniaria, deberían ser recaudadas para ser destinadas el sector de la sanidad del empleo.

Cabe recordar que este tipo de conductas irresponsables, por una parte, faltan al respeto al resto de personas que cumplen quedándose en casa, y por otra, están dando pie a que se pueda propagar con más facilidad el coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *