La Policía Nacional libera a una mujer en Bilbao que iba a ser obligada a ejercer la prostitución en un club de alterne



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional, en una operación que ha contado con la colaboración de EUROPOL y la Agregaduría de Interior en Rumanía, han liberado a una víctima en Bilbao que iba a ser obligada a ejercer la prostitución en un club de alterne.

Gracias a la rápida respuesta de la labor policial, se logró frustrar el intento de explotación, culminando la operación con dos detenidos por detención ilegal y Trata de Seres Humanos. La captación se efectuó en Rumanía, donde engañaron a la víctima haciéndole creer que iba a trabajar de camarera. Después de entrar en España, la encerraron bajo llave en una habitación para su explotación sexual.

Encerrada para su explotación sexual

La investigación comenzó tras una denuncia interpuesta sobre la posible detención ilegal de una mujer para su explotación sexual. Este hecho se comunicó desde la Agencia EUROPOL y la Agregaduría de Interior en Rumanía, organismos que colaboraron con la Policía Nacional para el desarrollo de la operación.

Tras varias gestiones, los agentes constataron que las implicadas eran dos mujeres de nacionalidad rumana que captaron a su víctima, en Rumanía, a través de falsas ofertas de trabajo. La víctima llegó en vuelo comercial a Santander acompañada de una de sus captoras, aunque en aquel momento desconocía que lo era.

Seguidamente fue trasladada a Bilbao en automóvil y de forma inmediata encerrada en un piso de esta localidad. A pesar de ello, adquirió una deuda para el pago del alojamiento y la manutención, ya que había sufragado los gastos de su billete de avión. Las detenidas la trataban como simple mercancía con el objetivo de obtener un beneficio económico de su actividad ilegal, lo que se viene denominando “cosificación de la mujer”.

En el momento de su liberación, la víctima se encontraba retenida desde hacía varios días en una habitación, encerrada todo el tiempo bajo llave, e iba a ser obligada a ejercer la prostitución en un club de alterne. Se hallaba muy alterada y afectada por lo acaecido, además del hecho de haber vivido una situación personal de precariedad económica, incluso antes de su traslado a España. Su desconocimiento del idioma español añadía más presión a la coacción que ejercían sobre ella. 

Colaboración policial europea

La presente investigación se enmarca dentro de la colaboración internacional para el desarrollo del vigente Plan Policial Contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, una lacra que tiene como víctimas principales a personas que son traídas a España mediante engaño, aprovechándose de su especial situación de vulnerabilidad y prometiéndoles trabajos dignos, pero finalmente son obligadas bajo amenazas al ejercicio de la prostitución.

Una parte fundamental que participa en las consecuencias de la investigación, se debe también a la labor de las ONG que acogen y asisten a las víctimas una vez aquella finaliza. Estas organizaciones trabajan en perfecta coordinación con los servicios operativos policiales. 

Además, la Policía Nacional cuenta con el Servicio de Atención a las Víctimas de Trata de Seres Humanos que, a través de la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es, se convierte en un canal donde cualquier ciudadano puede denunciar este tipo de hechos de forma anónima.