La Policía Nacional detiene en Gijón a dos fugitivos acusados de matar a un hombre en México



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gijón a dos fugitivos a los que les constaba una Orden Internacional de Detención interpuesta por las autoridades mexicanas por un presunto delito de homicidio doloso.

Los dos detenidos, que son hermanos, y una tercera persona abordaron a la víctima, que se encontraba en el exterior de un bar ubicado en la localidad mexicana de Huixquilucan, a quien golpearon hasta acabar con su vida.

Las investigaciones comenzaron el pasado 20 de diciembre, cuando la Policía Nacional recibió una comunicación por parte de la Agregaduría de México en la que alertaba de la posible presencia en España de dos hermanos de 20 y 22 años buscados por un homicidio cometido en su país de origen. Una vez comprobada la vigencia de la solicitud, y dada la peligrosidad de estas dos personas y su alto perfil criminal, los agentes iniciaron con prioridad máxima las gestiones de investigación.

Al no existir rastro de estas personas en España, la investigación se centró en el entorno familiar, articulándose una coordinación intensiva con México. Estas gestiones fueron proporcionando datos de los allegados, permitiendo realizar un dibujo general de todo el entorno familiar. Como resultado de ello, se comprobó que sus familiares más directos se encontraban en esos momentos viajando a Asturias desde su país de origen.

Además, se detectó en Gijón una hospedería de tipo alojamiento turístico privado a nombre del padre de los fugitivos. Con esta información, se articuló un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del establecimiento, donde se visualizó a los dos hermanos, procediéndose en esos instantes a su detención.

Golpearon a la víctima hasta provocarle la muerte

Los hechos por los que eran buscados estos dos hermanos acontecieron en julio de 2022, cuando la víctima se encontraba en el exterior de un bar ubicado en el municipio de Huixquilucan. En ese momento, los inculpados llegaron al lugar en compañía de otra persona y, acto seguido, agredieron a la víctima mediante la técnica del mataleón.

Seguidamente, le golpearon hasta dejarle inconsciente en el suelo, continuando con la agresión hasta terminar con su vida.