La Guardia Civil ha intervenido unos 800.000 artificios pirotécnicos en la campaña de Navidad



Guardia Civil  •       

La Guardia Civil ha finalizado la campaña de Navidad en relación con el control en el uso y comercialización de productos pirotécnicos, retirando del mercado un número cercano a las 800.000 unidades de estos artificios, entre los que se incluyen bombetas, truenos de impacto, cohetes, petardos, baterías, etc.

Especialistas en Armas y Explosivos con el apoyo de otras unidades de la Guardia Civil, han realizado cerca de 600 inspecciones en establecimientos de venta o distribución de artículos pirotécnicos, y se han detectado más de 60 infracciones que han sido puestas en conocimiento de la autoridad competente.

El objetivo fundamental de estas actuaciones es controlar la venta no autorizada de este tipo de productos y evitar los accidentes que podría ocasionar un uso inadecuado.

La Guardia Civil realiza estas inspecciones a lo largo de todo el año, intensificando estos controles en determinadas fechas como las navidades, que son más propensas a la utilización de estos productos.

La artificios pirotécnicos son “ingenios o artefactos cargados de materias o mezclas pirotécnicas, generalmente deflagrantes“, por lo que hay que extremar las precauciones a la hora de manipularlos. Por ello, desde la Guardia Civil se recomienda seguir los siguientes consejos.