La DGT incluirá en el Registro de Vehículos los datos de las «llamadas a revisión» pendientes

Compartir noticia

La Dirección General de Tráfico incluirá a partir de ahora en el Registro de Vehículos los datos de las Campañas de “llamadas a revisión” de los vehículos matriculados en España.

Estas campañas de “llamadas a revisión” las llevan a cabo los fabricantes, importadores o representantes de vehículos que, en caso de detectar alguna anomalía de fábrica en alguno de sus vehículos, que incida en la seguridad del mismo, deben comunicar el defecto a los titulares del vehículo para proceder a la reparación gratuita en sus concesionarios oficiales.

Hasta ahora, la comunicación al titular del vehículo se realizaba sólo por correo postal, pero la habilitación por parte de la Dirección General de Tráfico de este nuevo canal en el Registro de Vehículos permitirá aumentar las vías de comunicación de las llamadas a revisión pendientes a los titulares de los vehículos afectados, lo que impactará en la seguridad vial y minimizará los riesgos de un posible accidente.

En el registro de vehículos DGT se consignan electrónicamente todas las vicisitudes que se producen a lo largo de la vida útil de un vehículo (desde que se matricula hasta que se retira de la circulación.) Así, desde la DGT se da un paso más, estrechando la relación electrónica con los ciudadanos y empresas, y a partir de ahora se comunicará las “llamadas a revisión de los vehículos” no sólo por vía postal sino a través de medios electrónicos.

Además, cualquier ciudadano podrá conocer si tiene una llamada a revisión pendiente, en el momento de superar la ITV en una estación ITV, a través de un informe de un vehículo, cuando solicite información sobre el estado de un vehículo que pretende adquirir. (https://www.dgt.es/nuestros-servicios/tu-vehiculo/tus-vehiculos/informe-de-un-vehiculo/)

También se facilitará la información de la llamada a revisión pendiente bien a través de la aplicación MiDGT o de un servicio de consulta online en Sede electrónica.

Esta iniciativa, además de suponer un avance pionero en Europa en materia de seguridad vial, redundará también en una mayor transparencia en el mercado de vehículo de ocasión, ya que los adquirentes de los vehículos de segunda mano (tres millones al año), tendrán información de los posibles defectos del vehículo, a través de la DGT y en un momento previo a la compra.

La puesta en marcha de este nuevo canal de comunicación ha sido posible gracias a la colaboración de las Asociaciones de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR) y fabricantes de automoción como Toyota, Seat, Yamaha y Suzuki que han participado en las pruebas pilotos realizadas con éxito.





Compartir noticia