Intervenidas dos toneladas de cocaína a una organización que operaba a través del Puerto de Vigo



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional y funcionarios de la Agencia Tributaria han intervenido dos toneladas de cocaína a una organización criminal que operaba desde Sudamérica a través del Puerto de Vigo.

La operación se ha saldado con 8 detenidos, cuatro de ellos en la ciudad de Vigo, a la que se habrían desplazado desde el sur peninsular para dar seguridad al traslado de la sustancia hasta la Costa del Sol. Se han realizado ocho entradas y registros de forma simultánea en la provincia de Málaga, donde se han realizado las otras cuatro detenciones, en los que se han intervenido 58.000€ en efectivo.

Aprovecharon las rutas comerciales de fruta fresca

Las investigaciones se iniciaron en verano cuando los agentes de la Policía Nacional y funcionarios de la Agencia Tributaria compartieron informaciones sobre una organización que tendría previsto introducir una importante cantidad de cocaína por el Puerto de Vigo.

Se trataría de una organización que habría sido muy activa en el Puerto de Algeciras, liderada por un histórico narco que operaba en el Campo de Gibraltar, y que pretendía ahora abrir una nueva vía de introducción de estupefaciente por el norte peninsular, aprovechándose de las rutas comerciales de fruta fresca con Sudamérica.

Por parte de las autoridades aduaneras actuantes en el Puerto de Vigo, intensificando controles con el objeto de reafirmar la posición del Recinto Vigués como territorio impermeable a organizaciones criminales, se detectó a quienes estarían detrás de esta organización. Desde ese momento, dirigidos por la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional, se coordinaron investigaciones conjuntas con la Policía Nacional con la finalidad de detener a los responsables de la misma.

Las investigaciones realizadas han permitido interceptar dos envíos de cerca de dos toneladas de clorhidrato de cocaína. La primera intervención tuvo lugar el día 04 del mes de marzo, realizada en origen por la Dirección Antinarcóticos de Colombia al incautar 1,3 toneladas de cocaína en el Puerto de Cartagena (Colombia). Fue la investigación posterior la que permitió concluir que dicho estupefaciente era propiedad de esta organización. El segundo de los envíos se habría interceptado el pasado 25 de abril a la llegada del contenedor al Puerto de Vigo. En esta ocasión se intervinieron 650 kilogramos de clorhidrato de cocaína con una pureza del 90%.

En ambos casos la sustancia se encontraba oculta en el interior de dos palés de bananas, aprovechando las rutas comerciales habituales que operan en la ciudad, quedando la organización criminal neutralizada en el momento que se ha interceptado el primer y único envío que habría llegado al Puerto de Vigo.