Intenta arrebatar el arma a un policía y acomete con un cuchillo contra los agentes en Valencia



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un joven de 22 años, de origen español, como presunto autor de un delito de allanamiento de morada y atentado a agente de la autoridad, tras negarse abandonar el domicilio de sus abuelos y acometer a los agentes con un cuchillo de grandes dimensiones e intentar arrebatarles el arma reglamentaria.

Los hechos ocurrieron el jueves, sobre las once y media de la noche, cuando los agentes fueron comisionados para que se dirigieran a un domicilio ubicado en el distrito de Trànsits, donde al parecer un joven permanecía en la vivienda de sus abuelos sin su consentimiento.

Tras esto, los agentes acudieron al lugar y se entrevistaron con un varón de avanzada edad, que les informó que su nieto estaba en la vivienda sin su consentimiento y se negaba a marcharse. Después de esto, los policías entablaron una conversación durante más de veinte minutos con el nieto, que en reiteradas ocasiones se negó a abandonar el domicilio.

En un momento dado, los policías le indicaron que debía de coger sus pertenencias y marcharse del mismo, comenzando el joven a mostrarse agresivo y a gritar. Al hacer caso omiso a las indicaciones, los agentes lo intentaron acompañar hasta la puerta de entrada, iniciando este un forcejeo en el que los dos agentes y el varón cayeron al suelo. Además, el sospechoso habría intentado arrebatarles el arma reglamentaria.

Durante el forcejeo, el ahora detenido se dirigió hacia la cocina, donde cogió un cuchillo de grandes dimensiones con el que acometió a los agentes. Gracias a la pericia de los policías, estos pudieron repeler la agresión y lograron detener al sospechoso como presunto autor de un delito de allanamiento de morada y atentado a agente de la autoridad.

Durante las pesquisas, los agentes averiguaron que el varón se habría mostrado en otras ocasiones agresivo con varios familiares, pero que los abuelos lo habrían dejado acceder a la vivienda después de que este acudiese para cenar. No obstante, con la condición de que después se marchase, a lo que este hizo caso omiso.

Finalmente, el varón, al que le constan antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.