El riesgo de ayudar a quien lo necesita: «Nos hemos estrellado, pero estamos bien»


Vídeo de Redes Sociales

La labor policial conlleva, durante las ocho horas que suele durar el servicio, un riesgo bastante elevado para los agentes; en décimas de segundo puede cambiar la situación de tranquilidad a estrés y de bien a mal.

La vocación policial y el sentido del deber por ayudar a los demás, hace que de forma instintiva, cuando se recibe el aviso por un requerimiento de un ciudadano que necesita ayuda, se acuda con la mayor celeridad posible.

Este factor innato de respuesta inmediata cuando se escucha un aviso por la emisora, puede suponer un riesgo en la seguridad vial de los policías que van abordo del vehículo, pues aunque se circule con precaución, muchas veces la conducción no depende de uno mismo, sino del resto de usuarios de la vía.

Es cierto que quien no vive y siente esta profesión, no logrará entender lo importante que es para un policía el servicio público y la necesidad de ayudar a quien lo necesita. Hay quien de forma implícita ha tachado a las fuerzas y cuerpos de seguridad de gasto superfluo. Una vez más, se demuestra que no es así.

En esta ocasión, los agentes de Policía Nacional de Algeciras han sufrido un accidente cuando se dirigían con carácter prioritario a un servicio donde, seguramente, alguien les necesitaba. Por ello, es importante que se reconozca la labor de la policía y el peligro que constantemente conlleva esta profesión. Mucho ánimo y pronta recuperación.