El pérfido Tomás Gimeno y los filicidios



Francisco Pérez Caballero
     

El señor de los crímenes: una aproximación al mundo del crimen de la mano de Francisco Pérez Caballero, periodista y reportero especializado que lleva más de 20 años siguiendo los sucesos más importantes a pie de calle.

Y con un cariñoso homenaje a su padre, Francisco Pérez Abellán, el verdadero catedrático de la asignatura y el señor de los crímenes original.

El pérfido Tomás Gimeno y los filicidios

El vil asesinato de Anna y Olivia a manos de su padre, Tomás Gimeno, en Tenerife, el 27 de abril de 2021, conmocionó profundamente a todos los españoles. Su comportamiento machista, indefendible y malvado generó una reacción de repulsa unánime.

Pero también una polémica difícil de comprender entre los que defendían que el crimen era consecuencia del machismo estructural y los que insistían en que se trataba de un filicidio y que las madres también matan. Y digo difícil de comprender porque en la criminología no hay debate. Es obvio que este es un crimen machista de un varón que quiere castigar a su esposa por atreverse a rehacer su vida sin él.

Y también lo es que es un filicidio y que, aunque las mujeres matan infinitamente menos que los hombres, cuando lo hacen suelen hacerlo dentro del ámbito familiar.

En los filicidios, las estadísticas están muy igualadas. Las circunstancias son diferentes, aunque a veces hombres y mujeres matan por las mismas razones.

No se trata de ver quién mata más. Para estudiar el crimen, es necesario apoyarse en los casos pasados, tratar de buscar patrones, identificar los problemas y tratar de buscar soluciones. Es lo habitual. Se hace cuando analizamos un asesino en serie, comparándolo con otros similares. Y también debe hacerse en este caso. Porque se trata de poner los medios para que no suceda nunca más.