Detenidos una mujer y un hombre por hurtar en pisos de ancianas en Barcelona

Compartir noticia

Interior Cataluña

El Gobierno ha aprobado la publicación de la licitación, prevista para finales de esta semana, para la contratación del servicio de suministro y ejecución de la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 70 edificios adscritos a la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra y el edificio del 112 en Reus.

Se trata de una licitación plurianual con un importe total de 7.602.841,81 euros .

En total se habilitarán 175 puntos de recarga en los estacionamientos exteriores dentro de los perímetros cerrados de los edificios policiales.

Debe tenerse en cuenta que el parque automovilístico de los Mossos d’Esquadra está formado mayoritariamente por vehículos de combustión interna con el correspondiente nivel de emisiones de CO₂ en función de su uso.

De acuerdo con las políticas medioambientales dirigidas a la reducción de estas emisiones, el Departamento de Interior estableció la prioridad de empezar a preparar esta infraestructura de puntos de recarga. En concreto será para vehículos híbridos eléctricos enchufables Hybrid Electric Vehicle ( PHEV) y para vehículos eléctricos de batería (BEV/EV). En definitiva, se trata de un paso necesario para el inicio de la transición hacia un parque automovilístico más sostenible medioambientalmente en todo el territorio.

Del total de los puntos de recarga previstos, 143 serán de corriente alterna con dos bases que dispondrán de una potencia de salida de 22 kW cada una. Los 32 puntos restantes, con una sola toma de conexión, verán aumentadas su potencia hasta los 50 kW.

Agentes de Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado 14 de febrero a una mujer de 30 años, ya un hombre de 24 años, como presuntos autores de cinco hurtos.

Estas detenciones son el resultado de una investigación liderada por la unidad de investigación del distrito de Sants-Montjuic, a raíz de una serie de hurtos en domicilios de distintos distritos de la ciudad de Barcelona.

Todos estos hurtos, con la misma metodología, se iniciaron a finales de noviembre con un hurto en un piso de la calle Ca l’Alegre de Dalt y el último se produjo el 1 de febrero en la calle Ciutat de Balaguer.

En todos los casos se presentaba una mujer en el piso, vestida con un delantal simulando ser una empleada del hogar, y con esa apariencia explicaba que estaba trabajando en el piso superior y decía que se le había caído una prenda en el balcón o la galería.

Pide acceder al piso para recoger la prenda y, mientras se aseguraba que la puerta quedara abierta, simulaba estar buscando por el balcón, mientras un segundo implicado accedía al domicilio y hurtaba los objetos de valor, en especial joyas.

En total se han recogido cinco denuncias pero, todo apunta, que este grupo de personas lo habrían intentado en otros domicilios sin que les dejaran entrar en el piso. En total consiguieron sustraer objetos por valor de más de 300.000€

Se da la circunstancia de que todas las víctimas son personas con movilidad reducida, con edades comprendidas entre los 85 y los 92 años. Los autores de los hechos seleccionaban previamente sus objetivos en el entorno de supermercados para asegurarse su acción y que no encontrarían a más personas en los domicilios.

Gracias a los indicios recogidos en cada uno de los hechos pudieron determinar la identidad de la mujer que las engatusaba y la de un hombre que sería uno de los que accederían al piso para sustraer los objetos.

Los investigadores localizaron su lugar de residencia en Barcelona y el pasado miércoles 14 de febrero se realizó una entrada y pesquisa autorizada por el juzgado.

Durante el registro localizaron y detuvieron a la mujer por los cinco hechos y al hombre que habría participado en dos de ellos. En el piso los agentes localizaron muchos documentos de distintos países, como pasaportes, permisos y licencias de conducir, con diversas identidades y que, pendientes del análisis por la policía científica, parecerían falsos. Además encontraron unos 10.000€ y joyas variadas de las que se está determinando su origen.

La investigación sigue abierta y no se descartan más detenciones de personas relacionadas con los hechos. Los detenidos tienen numerosos antecedentes por hechos similares ocurridos en otros sitios del estado español.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el pasado 16 de febrero





Compartir noticia