Detenidos por una estafa continuada a una treintena de víctimas en Cataluña

Compartir noticia

Mossos d’Esquadra

Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría de Gavà detuvieron el 8 de mayo, a un hombre de 22 años ya una mujer de 31 años, como presuntos autores de un delito continuado de estafa. Los arrestados habían engañado a numerosas víctimas, repartidas por todo el territorio catalán, para obtener su dinero de forma fraudulenta, utilizando medios tecnológicos para acceder a sus datos personales y haciéndose pasar por trabajadores de empresas de servicios, entidades bancarias o funcionarios de justicia. Los investigadores calculan que el timo puede superar los 250.000 euros.

La investigación se inició en marzo de 2023 tras dos denuncias por estafa presentadas, por la misma persona, en la comisaría de Gavà. Los autores de las estafas, vía telefónica y con unos meses de diferencia, se habían hecho pasar por un supuesto trabajador de una compañía eléctrica y un trabajador de una entidad financiera y habían logrado engañar a su víctima, que hizo dos reintegros en las cuentas bancarias indicadas por los interlocutores. Cabe mencionar que los autores disponían de información personal de la víctima por lo que no habían levantado sospecha alguna cuando realizaban la estafa.

Las gestiones realizadas por los investigadores permitieron identificar a los titulares de las cuentas donde se habían realizado las transferencias fraudulentas. Los agentes lograron averiguar que el principal investigado había trabajado anteriormente en una empresa de telemarketing, por lo que había tenido acceso a datos personales de los clientes de esta empresa y que los había utilizado ilegítimamente para convencer a sus víctimas en el relato utilizado .

Sin embargo, los investigadores tuvieron la certeza de que el principal investigado en connivencia con la mujer detenida, que también interactuaba directamente con las víctimas, habían hecho de este mecanismo una actividad delictiva continuada en el tiempo y que habían reclutado a un grupo de personas, titulares de cuentas bancarias receptoras, necesarias para la consumación del delito. Estas personas, a excepción de una cantidad concertada, entregaban el dinero al destinatario final, el principal investigado. Los agentes lograron identificar a un total de 26 personas titulares de estas cuentas.

Los agentes localizaron un total de 31 denuncias de estafa, desde marzo de 2023, con un total de más de 254.000 euros defraudados, en todo el territorio catalán, relacionadas directamente con los principales investigados. Su modus operandi era siempre el mismo, vía telefónica y mediante el engaño, se hacían pasar por trabajadores de empresas de servicios, entidades bancarias o funcionarios de justicia, con el objetivo de obtener dinero de forma fraudulenta con transferencias bancarias a cuentas bancarias receptoras. Las víctimas no sospechaban del engaño hasta que era demasiado tarde ya que los autores de las estafas disponían de datos personales y les daban fiabilidad.

Asimismo, los agentes averiguaron que los investigados tenían la necesidad de abastecerse constantemente de tarjetas de prepago de telefonía, que posteriormente asociaban a terminales móviles y que para estorbar la investigación policial, las acababan sustituyendo por otras nuevas.

Cabe mencionar que los dos principales investigados, conocedores que se estaban investigando estas estafas, reiteraron las llamadas a las víctimas y se presentaban en nombre de abogados, fiscales o cualquier otra figura legal, para confundir a las víctimas y conseguir así nuevamente una transferencia ilícita.

El 8 de mayo, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción de Barcelona, ​​se realizó una entrada y pesquisa en el domicilio de los investigados. En el marco del registro, los agentes recogieron numerosos indicios relacionados con la investigación como 18 tarjetas de telefonía de prepago, de distintas compañías. Sin embargo consiguieron recuperar tres teléfonos móviles que habían lanzado por la ventana para intentar deshacerse de ellos momentos antes del cacheo. Por último, los investigadores detuvieron al hombre y la mujer como presuntos autores de un delito continuado de estafa.

Los arrestados pasaron a disposición judicial.





Compartir noticia