Desarticulada una organización criminal que facilitaba la entrada irregular de migrantes de Oriente Medio en Reino Unido



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Torrelavega (Cantabria) una organización presuntamente dedicada a facilitar la entrada irregular en Reino Unido de ciudadanos procedentes de Oriente Medio utilizando como países de tránsito varios estados europeos, entre ellos España.

El entramado se encargaba de proporcionar a los migrantes billetes de avión y documentos falsos o falsificados para poder franquear los filtros fronterizos, método con el que habrían logrado trasladar a Reino Unido al menos a 30 ciudadanos, reportándoles un beneficio superior a los 150.000 euros.

La operación policial ha concluido con la detención en Torrelavega de los dos principales responsables de la organización, que han ingresado en prisión provisional. Otras tres personas han sido arrestadas y se ha llevado a cabo el registro de un domicilio donde se han intervenido 6.565 euros, 2.000 dólares, varios documentos falsos y diversos dispositivos de almacenamiento de información.

La investigación comenzó gracias a la información obtenida a través de los canales de cooperación policial. La Royal Gibraltar Police puso en conocimiento de la Policia Nacional la detección en el Aeropuerto Internacional de Gibraltar de un ciudadano que había accedido por la frontera terrestre con España y pretendía viajar a Reino Unido con un pasaporte falsificado.

Después de múltiples gestiones y del análisis de gran cantidad de información facilitada por otras policías europeas en el marco de EUROPOL, los agentes pudieron constatar la existencia de esta organización criminal que tenía como actividad principal la introducción en Reino Unido de migrantes procedentes de Oriente Medio, principalmente de Irak y Siria.

Tarjetas de residencia y pasaportes falsos

El entramado criminal, que se publicitaba a través de redes sociales, proporcionaba a los migrantes que contrataban sus servicios tarjetas de residencia o pasaportes falsos o falsificados, generalmente de un país europeo, así como los billetes de avión necesarios para viajar a Reino Unido o Irlanda, utilizando como países de tránsito varios estados europeos, incluido España. 

Aunque las cinco detenciones efectuadas por la Policía Nacional se han llevado a cabo en España, los agentes han podido constatar que los dos principales responsables de la organización operaban habitualmente desde Bélgica y Alemania, países en los que se hacía entrega a los migrantes de la documentación pactada.

Cuando el destino del viaje era Reino Unido, los migrantes, bien durante el vuelo o nada más aterrizar, se deshacían de los documentos de identidad falsos y solicitaban protección internacional a las autoridades británicas. Sin embargo, si el destino era Irlanda tenían que cruzar de manera clandestina la frontera terrestre con Reino Unido.

En patera desde Francia

Las investigaciones llevadas a cabo han permitido corroborar que la organización también contaba con la capacidad y los colaboradores necesarios para trasladar migrantes hasta Calais (Francia), lugar en el que embarcaban en patera para atravesar el Canal de la Mancha rumbo a Reino Unido.