Cuatro internos destrozan una galería de la prisión de Las Palmas II y se enfrentan a los funcionarios con hierros, cristales y piedras



Asociación TAMPM •   

Una vez más desde el  sindicato Tu Abandono  me puede  matar queremos denunciar la situación vivida en el centro penitenciario Las Palmas 2 que ha generado una situación en la cual ha peligrado la integridad de los  trabajadores penitenciarios.

Todo ocurrió cuando por motivos regimentales había que trasladar a varios internos del módulo de aislamiento a otra galería del mismo módulo.  En ese momento estos internos se pusieron de acuerdo para desobedecer dicha orden, comenzando a golpear las puertas al grito de «funcionarios   hijos de puta, si entráis  vais  a morir».   

A continuación,  los internos  comenzaron  a romper  los cristales  y destrozar celdas y demás elementos de la galería, consiguiendo romper varios muros de las diferentes dependencias. Con estos destrozos consiguieron  hacerse con objetos contundentes que usaron  para intentar agredir  a los  funcionarios.  

Debido a la diligencia y a la profesionalidad de los funcionarios se consigue trasladar a los internos amotinados, mientras que los mismos no dejan de proferir amenazas e insultos.  Todo esto desemboca en una situación  extremadamente peligrosa donde los trabajadores penitenciarios han de arriesgar su integridad física para cumplir con los objetivos de guarda y custodia que tienen encomendados.

Cabe recordar que los funcionarios de prisiones siguen sin ser agente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, hecho que motiva a la población reclusa a protagonizar este tipo de incidentes.  

Que al no obtener  consecuencias  regimentales  anima a los internos inadaptados  al  régimen ordinario  a agredir  y  amenazar  a  los  trabajadores  penitenciarios.  

No  nos  cansaremos  de  denunciar  el  total abandono que sufrimos por parte de la administración penitenciaria y la falta de medios materiales y humanos sumados a la sensación de inseguridad que cada día los funcionarios de prisiones tienen que soportar.

Nota de prensa de TAMPM