Casi el 78% de los delitos que se cometieron en Donostia-San Sebastián en 2021 fueron contra el patrimonio, hurtos, robos y estafas



Ertzaintza  •     

El porcentaje delincuencial en la capital guipuzcoana se sitúa en tasas prepandémicas con un ligero aumento del 5´9% en la comparativa con 2019 Entre los delitos contra las personas, disminuyen un 4´9% con respecto a 2020 los casos de Violencia contra las Mujeres y Violencia Doméstica. Los delitos cometidos a través de Internet descienden ligeramente, pero ya representan el 14´8 % del total de los delitos, sobre todo, estafas, usurpación de identidad, amenazas y coacciones Para paliar la tasa delincuencial (67,54 por 1.000 habitantes) sigue siendo vital la coordinación y la prevención activa como bases de la estrategia conjunta de la Ertzaintza y la Guardia Municipal de Donostia y aumentar así la percepción de seguridad entre la ciudadanía.

La “Memoria 2021 de la Delincuencia en Euskadi”, un documento que, todos los años, recopila, analiza y compara la información de las infracciones penales que se producen en Euskadi y contabilizan la Ertzaintza y las policías locales de los ayuntamientos de más de 15.000 habitantes.

En Donostia-San Sebastián en 2021, en términos generales, los índices de delincuencia aumentan un 19´4 % respecto al año anterior, 2020, datos que ofrecen una situación irreal ya que durante el 2020 hubo meses de fuertes restricciones de movilidad, distancia social y confinamiento doméstico por la pandemia. La comparación más realista de las cifras con 2019 sitúa este aumento en un 5´9%. Las infracciones penales conocidas por la Guardia Municipal y la Ertzaintza fueron 12.705 en 2021, por 10.640 en el atípico 2020 y 12.000 el anterior 2019.

La tasa de delitos por 1000 habitantes en la capital de Gipuzkoa se situó en 2021 en 67.54, lo que supone un ligero aumento con el 64,03 del año previo a la pandemia, 2019.

TIPOLOGÍA DELICTIVA

Por tipo de delito, el grueso de las infracciones penales más frecuentes en Donostia-San Sebastián son los delitos contra el patrimonio que, en 2021, fueron 9.884, el 77,7 % del total destacando sobre los demás el número de denuncias de hurtos, 4.390 en 2021, 431 menos que en 2019, pero un 39% más que en el año 2020 marcado por el confinamiento y el descenso generalizado de los hechos ilícitos y por tanto de las denuncias. El 19% de los delitos contra la propiedad son estafas.

Este tipo delictivo, impulsado por los delitos cometidos en Internet se ha mantenido en 2021, incluso un 2´64% menos que en 2020, ya que este tipo de infracciones penales a través de la red han dado un salto cuantitativo precisamente en estos dos últimos años, superando en más de 1.000 delitos a los sufridos en 2019, influyendo así de manera decisiva en la cifra total de delitos.

Con respecto al año sin pandemia 2019 han aumentado en Donostia en 2021 los robos en domicilios (7,7%), en comercios (un 15,6%) y los robos con violencia (6´3%). Por el contrario han descendido los mencionados hurtos (8´9%), los robos en empresas (13,6%) y la sustracción de vehículos (30,4%).

En el capítulo de delitos contra las personas, entre los delitos considerados estratégicos (según categoría de la Unión Europea como comunes básicas a todos los países integrantes) cabe destacar las siguientes explicaciones:

En Donostia-San Sebastián se registró en 2021 un homicidio doloso. Sucedió la madrugada del 27 de junio en una zona de chabolas de Lauhaizeta (Altza). Un hombre mató a golpes a otro y fue detenido en el lugar de los hechos. Ha destacado en la ciudad el importante aumento de los delitos de tentativa de homicidio, por las 17 agresiones con arma blanca tipificadas inicialmente como el citado delito, pero sujetas a posterior modificación en vía judicial, en función de la gravedad de las lesiones. Este tipo de hechos en la ciudad se sitúan la mayoría en el contexto de la marginalidad.

Aunque las agresiones sexuales aumentaron en 2021 respecto al año anterior, de 12 a 17 denuncias, están muy por debajo (en un 39,2%) de los niveles prepandémicos de 2019. Si han aumentado con respecto a 2019 y 2020, otras infracciones penales contra la libertad sexual. Una parte de las agresiones sexuales se producen en el ámbito de la violencia ligada a la pareja o expareja y del ámbito privado. En una mayoría de este tipo de delitos hay una relación previa entre víctima y autor, lo que ayuda al alto nivel de resolución policial, un 85%.

La Euskal Polizia constata en Donostia una tendencia estable o ligeramente descendente en los delitos de Violencia de Género / Violencia Doméstica, que engloban los que comportan lesiones y los malos tratos habituales en el ámbito familiar. En 2021 hubo 461 casos registrados, por 485 en 2020 y 513 en 2019.

Delitos contra la seguridad colectiva (tráfico de drogas): En los datos arrojados por este tipo de ilegalidades se aprecia una disminución de 83 diligencias a 75 lo que representa un -9,6% por delitos contra la salud pública, es decir, tráfico de drogas. La conducción bajo la influencia del alcohol o drogas en la capital de Gipuzkoa ha experimentado un aumento de 35,7% respecto al año 2020, pero una disminución del 2,8% respecto al 2019.