Bloqueo de dispositivos: ¿por qué es importante?



OSI  •       

Hoy en día todos los teléfonos móviles, tablets y ordenadores disponen de algún mecanismo para evitar que cualquier usuario pueda hacer uso de nuestro dispositivo, ya sea una contraseña, un PIN o incluso una huella dactilar. Si alguna vez nos hemos preguntado cómo funcionan estas medidas de protección, en este artículo veremos todas ellas, de qué nos protegen y por qué son tan importantes para nuestra seguridad y la de nuestros dispositivos.

Todos nuestros dispositivos contienen una cantidad enorme de información personal, como mensajes, fotografías y vídeos que vamos almacenando; datos de nuestros contactos; correos con contactos y documentos privados, etc., y para protegerlos nos servimos de una gran variedad de herramientas de seguridad. Una de las primeras configuraciones de seguridad que realizamos cuando encendemos por primera vez nuestro equipo es el bloqueo de acceso, ya sea mediante un PIN, un patrón o una clave de seguridad.

Del mismo modo que protegemos nuestro hogar con una cerradura y su

llave, o nuestros bienes más preciados dentro de una caja fuerte con una contraseña, la función del bloqueo de acceso es impedir que otra persona pueda utilizar nuestro dispositivo y acceder a la información almacenada en ellos. Imaginemos que nuestro hogar estuviese abierto de par en par, cualquiera podría entrar y acceder a nuestros bienes personales o incluso robarlos.

El bloqueo de nuestros dispositivos es fundamental para nuestra seguridad. A continuación, vamos a hacer un repaso sobre los métodos de bloqueo presentes en los diferentes sistemas operativos:

Bloqueo de dispositivos móviles

Nuestros dispositivos móviles (smartphones o tablets) cada vez son más necesarios en nuestro día a día, ya que los utilizamos para realizar llamadas y videollamadas con nuestros familiares y amigos, almacenar fotografías, navegar por Internet y realizar compras.

Para protegerlos contamos con una herramienta muy importante que es el sistema de bloqueo de nuestros dispositivos. Veamos cómo funciona paso a paso:

Dispositivos Android:

Android es un sistema operativo que podemos encontrar en una gran variedad de dispositivos móviles, como tablets o smartphones. Si no conocemos cuál es el sistema operativo de nuestro dispositivo, al encender y apagar el dispositivo podemos fijarnos en el nombre del sistema que aparece y en su icono.

Para configurar el bloqueo de pantalla en nuestros dispositivos Android deberemos seguir los siguientes pasos, aunque pueden variar dependiendo de nuestra versión de Android y el modelo de nuestro smartphone (en este caso utilizaremos un dispositivo Xiaomi):

Abriremos la aplicación ‘Ajustes’ (icono de una rueda dentada), que podemos encontrar en el escritorio o en la pantalla de menú, y seleccionaremos la opción ‘Contraseña y seguridad’. Buscaremos la sección de ‘Seguridad’ y, a continuación, ‘Bloqueo de pantalla’.

  1. Si pulsamos sobre ‘Contraseñas’, accederemos a los diferentes tipos de bloqueo de pantalla:
    • Patrón: consiste en un dibujo trazado uniendo una serie de nueve puntos en forma de un cuadrado de 3×3. Es la opción menos segura, ya que cualquiera puede ver el trazo en la pantalla.
    • PIN: se trata de una clave de al menos 4 dígitos. Te recomendamos no utilizar el mismo PIN de la tarjeta SIM o la del banco.
    • Contraseña: se trata de una clave de al menos 4 dígitos y letras. Debemos utilizar una contraseña difícil de averiguar y única para el dispositivo.
  2. Las otras opciones son:
    • Desbloqueo con huella dactilar: nuestro dispositivo dispone de un lector de huella dactilar. Puede utilizarse para que una o varias huellas dactilares desbloqueen nuestro móvil o tablet simplemente poniendo el dedo sobre el lector de la huella.
    • Desbloqueo facial: nuestro dispositivo es capaz de reconocer rostros mediante la cámara frontal. Podemos añadir nuestro rostro o el de otros usuarios como mecanismo de desbloqueo.
    • Desbloquear con dispositivo Bluetooth: podremos utilizar otro dispositivo inteligente para desbloquear nuestro móvil o tablet, como una pulsera de actividad o reloj inteligente.

Cuando hayamos escogido la opción deseada, preferiblemente las últimas opciones, deberemos seguir los pasos para configurarla e implementarla como mecanismo de desbloqueo. Nuestro dispositivo nos solicitará que configuremos más de un método de desbloqueo para poder utilizarlo en el caso de que el primero falle y como medida de seguridad extra.

LEER ARTÍCULO COMPLETO EN FUENTE ORIGINAL.