Andalucía llama a la prevención para reducir el número de víctimas por accidentes

Compartir noticia

Junta de Andalucía

La consejera de Salud y Consumo, Catalina García, ha destacado la prevención, la promoción de la salud y la rehabilitación como herramientas para reducir el número de víctimas por accidentes y disminuir la mortalidad y las secuelas provocadas por estos percances, de cara a mejorar la calidad de vida de las personas que han sufrido un trauma grave.

En un acto organizado por el Plan Integral de Accidentabilidad de Andalucía, que se ha actualizado para el período 2024-2027, Catalina García ha señalado que «el sufrimiento individual, familiar y social que producen los accidentes nos debe llevar a aunar esfuerzos de los diferentes sectores implicados como el sanitario, educativo, transporte, medios de comunicación, movimiento asociativo, mutuas de accidentes, etc., para conseguir de forma proactiva disminuir el número de víctimas«.

El citado plan contiene tres líneas estratégicas: de promoción de salud y prevención de accidentes; de atención al trauma grave y de rehabilitación integral, y atención a las secuelas.

En la primera línea se plantean acciones dirigidas a profundizar en el conocimiento de los factores de riesgo que pueden favorecer la presentación de un accidente, y actuaciones para aumentar la concienciación social de la importancia de adoptar medidas que nos lleven a reducirlos. Para aquellos casos en los que no se ha conseguido prevenir el accidente, las otras dos líneas estratégicas proponen acciones para realizar una atención sanitaria de calidad a aquellos pacientes con trauma grave y que requieran tratamiento y rehabilitación de las secuelas ocasionadas por accidentes.

El abordaje de los procesos que causan gran discapacidad, como la lesión medular traumática o el traumatismo craneoencefálico, debe incluir a la familia desde el inicio, que sufre igualmente la ruptura abrupta que supone en muchas ocasiones la interrupción de los proyectos de vida hasta ese momento. Por ello, se plantea una atención sanitaria y unos cuidados que abarquen no sólo al paciente sino a su familia y una coordinación con el ámbito sociosanitario para aquellas personas que puedan presentar secuelas permanentes, definiendo estrategias emanadas del Plan de Humanización del Sistema Sanitario Público de Andalucía o de la Estrategia de Cuidados.

Asimismo, desde el Plan Integral de Atención a la Accidentabilidad, que además aborda acciones transversales en materia de formación, investigación, innovación y cooperación intersectorial, se está trabajando en colaboración y coordinación con otros planes y estrategias de la Consejería de Salud y Consumo, como el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias y el Centro de Emergencias Sanitarias 061.





Compartir noticia