Acto de imposición de condecoraciones al personal que participó en la operación de evacuación de ciudadanos de Afganistán



Ministerio de Defensa  • 

Un total de 164 Cruces del mérito militar con distinto rojo, azul y blanco reconocen la misión excepcional de las Fuerzas Armadas en Kabul 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha presidido hoy en la Escuela de Guerra del Ejército, en Madrid, el acto de imposición de condecoraciones al personal que participó en la operación de evacuación de ciudadanos de Afganistán, con asistencia de una familia de refugiados que ha agradecido a todos el “habernos dado la vida de nuevo y una esperanza en el futuro”.

A esta solemne ceremonia, transmitida por streaming, han asistido una gran parte de los más de 160 condecorados con Cruces del mérito militar y aeronáutico con distintivo rojo, azul y blanco, “recompensas que conllevan unas dotes militares de mando, valor, serenidad e iniciativa significativos”, ha destacado el jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Teodoro López Calderón, en la apertura del acto.

Por su parte, Robles ha expresado la “gratitud total y absoluta, no solo de las Fuerzas Armadas, sino de España entera al trabajo que nuestros militares hicieron en Kabul”, en unas palabras que han estado precedidas por un recuerdo emocionado a los caídos en Afganistán.

HÉROES DE VERDAD

La ministra ha calificado a los condecorados como “héroes, héroes de verdad y con mayúsculas”, lo mejor de una España que es capaz de ser generosa con un pueblo que no conoce, representado en el acto por el colaborador afgano Sami, su esposa y su hija Samia, quienes han expresado en inglés y en español una “profunda gratitud al pueblo de España” y a los militares que, con riesgo de sus vidas, “nos han dado la vida de nuevo y esperanza en el futuro”. “Quien salva una vida, salva al mundo entero”, ha citado Sami finalizando su mensaje de agradecimiento con este proverbio hebreo.

Su hija de 17 años, Samia, llegada hace cuatro meses de Kabul, ha hablado en un perfecto español “que desconocía hace dos meses”. “Ahora –ha dicho– estoy estudiando 4º de la ESO y quiero estudiar medicina. Tendré que estudiar mucho y en un futuro podré devolver a este país la ayuda que nos ha brindado”.

La ministra les ha transmitido el compromiso de España a seguir “trabajando en todos los marcos internacionales para que esas mujeres y niñas (que se han quedado en Afganistán) construyan un mundo nuevo y mejor”.

Previamente, Robles ha impuesto cruces del mérito militar y del mérito aeronáutico con distintivo rojo a 18 oficiales y suboficiales del Ejército del Aire y del Ejército de Tierra, logradas por una operación en la que España evacuó en 10 intensos días de agosto a más de 2.200 colaboradores afganos desde el aeropuerto de Kabul.

Después, se han impuesto el resto de recompensas, con distintivo azul y blanco, por parte de Robles, el JEMAD, la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno; la directora general del CNI, Paz Esteban, y los jefes de Estado Mayor de los Ejércitos y la Armada, entre otras autoridades.

Al terminar la imposición a ritmo de música militar, el coronel Alfonso Álvarez Planelles ha pronunciado unas palabras en representación de todos los condecorados, a los que ha exhortado “a sentiros orgullosos y haber cumplido con vuestro deber a España allá donde se nos demandó”.

Con un homenaje a los caídos y tras los acordes del himno ‘La muerte no es el final’ se ha retirado la bandera y se ha dado por finalizada la ceremonia.

RECOMPENSAS MILITARES

El Real Decreto 1040/2003, de 1 de agosto, regula el Reglamento general de recompensas militares, que tienen por finalidad premiar y distinguir al personal militar o civil por la realización de acciones, hechos o servicios que impliquen reconocido valor militar, o porque sean de destacado mérito o importancia para las Fuerzas Armadas, así como para la Defensa Nacional.

En el acto de hoy se han concedido cruces de mérito militar y aeronáutico con distintivo rojo, azul y blanco. En líneas generales, el rojo se concede “por acciones, hechos o servicios prestados en el transcurso de conflictos armados, así como de operaciones militares que impliquen o puedan implicar el uso de fuerza armada”, señala el citado reglamento.

Por orden de prelación, el color azul está relacionado con operaciones derivadas de un mandato de Naciones Unidos o de otra organización internacional, mientras que el blanco se otorga por misiones o servicios encomendados a las Fuerzas Armadas.

En la operación de evacuación de Kabul se han concedido un total de 164 cruces del mérito militar y aeronáutico, de las cuales 18 han sido con distintivo rojo, 83 con azul y 63 con blanco