800 nuevas cámaras unipersonales con un presupuesto de un millón de euros para los Mossos

Compartir noticia

Interior Cataluña

El Gobierno ha aprobado la publicación de la licitación, prevista para finales de esta semana, para la contratación del servicio de suministro y ejecución de la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 70 edificios adscritos a la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra y el edificio del 112 en Reus.

Se trata de una licitación plurianual con un importe total de 7.602.841,81 euros .

En total se habilitarán 175 puntos de recarga en los estacionamientos exteriores dentro de los perímetros cerrados de los edificios policiales.

Debe tenerse en cuenta que el parque automovilístico de los Mossos d’Esquadra está formado mayoritariamente por vehículos de combustión interna con el correspondiente nivel de emisiones de CO₂ en función de su uso.

De acuerdo con las políticas medioambientales dirigidas a la reducción de estas emisiones, el Departamento de Interior estableció la prioridad de empezar a preparar esta infraestructura de puntos de recarga. En concreto será para vehículos híbridos eléctricos enchufables Hybrid Electric Vehicle ( PHEV) y para vehículos eléctricos de batería (BEV/EV). En definitiva, se trata de un paso necesario para el inicio de la transición hacia un parque automovilístico más sostenible medioambientalmente en todo el territorio.

Del total de los puntos de recarga previstos, 143 serán de corriente alterna con dos bases que dispondrán de una potencia de salida de 22 kW cada una. Los 32 puntos restantes, con una sola toma de conexión, verán aumentadas su potencia hasta los 50 kW.

La Dirección General de la Policía del Departamento de Interior de la Generalidad de Cataluña ha hecho pública la licitación de un Sistema de Dispositivos Personales de Grabación (DPG) que permita el registro audiovisual de las actuaciones policiales de la Policía de la Generalidad – Mossos de Escuadra (PG-ME). 

El sistema incluirá 800 cámaras unipersonales, el software de gestión (alojado en servidores externos en la Dirección General de la Policía – DGP) y un servicio de mantenimiento informático. Los nuevos dispositivos servirán para dar respuesta a las necesidades actuales del cuerpo de Mossos d’Esquadra.

Los Dispositivos Personales de Grabación (DPG) son una herramienta destinada, como criterio general, a la grabación de situaciones que comporten un riesgo concreto e inmediato para vida o la integridad física de los agentes o de terceras personas, o que provoquen daños materiales a las cosas. 

En concreto, los DPG pueden utilizarse ante la comisión de hechos delictivos, y también ante la comisión de infracciones administrativas graves o muy graves. Además de las casuísticas expuestas, el uso del DPG es obligatorio en el caso de hacer uso del Dispositivo Conductor de Energía (DCE), registrando la actuación policial que motiva su uso, de acuerdo con la Instrucción 4/2018 , de 20 de abril de 2018, sobre la regulación del uso de los DCE por parte de los miembros de la PG-ME.

Las primeras cámaras se incorporaron a los dispositivos conductores de energía. Los primeros dispositivos se incorporaron a la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra a finales de junio de 2018, y hasta 2022 se han ido adquiriendo progresivamente hasta llegar a los 184 dispositivos.

Debido a la descatalogación de algunos de los modelos, que deja sin servicio técnico los aparatos para posibles reparaciones o revisiones, ahora mismo la PG-ME necesitaba poder aumentar su número, especialmente teniendo en cuenta que cada vez que la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra debe hacer uso del Dispositivo Conductor de Energía también es necesario obligatoriamente que active el Dispositivo Personal de Grabación.

Dar respuesta a la comisión de estudio sobre el modelo policial

Así pues, la ampliación del número de cámaras permitirá satisfacer determinados servicios policiales y ampliar más dispositivos a las unidades de orden público cuando se hace uso de las lanzaderas.

De esta forma se da cobertura al requerimiento parlamentario de trazabilidad en el uso de este recurso en actuaciones de orden público, ampliando funcionalidades, principalmente, incorporando la retransmisión en directo del vídeo, el posicionamiento GPS de los dispositivos y la opción grabar los minutos previos al momento en que se activa el dispositivo de grabación para poder tener más información del contexto de la situación.

La licitación del suministro del Sistema de Dispositivos Personales de Grabación para la Dirección General de la Policía cuenta con un presupuesto de 1.097.470 euros.





Compartir noticia