Un joven detenido por tentativa de homicidio al atacar con un cuchillo a su compañero de piso en Valencia

Foto de archivo


Agentes de la Policía Nacional han detenido en la azotea de un edificio del distrito de Abastos de Valencia a un joven de 22 años, de origen marroquí, como presunto autor de un delito de homicidio, en grado de tentativa, tras al parecer intentar clavarle un cuchillo a un compañero de piso, no consiguiéndolo tras esquivarlo y ser auxiliado por otros compañeros.

Los hechos ocurrieron sobre las cinco y media de la tarde cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un domicilio del distrito de Abastos, donde al parecer se estaba produciendo una discusión entre los moradores del mismo.

Inmediatamente, los policías se dirigieron al lugar donde averiguaron que momentos antes en una vivienda del edificio había habido una discusión y seguidamente habían salido corriendo dos hombres, uno de ellos persiguiendo a otro con un objeto punzante.

Los agentes observaron restos de sangre que iban desde la citada vivienda hasta la salida de la finca, momento en que se perdía su rastro, así como escucharon que estaban recogiendo cristales rotos, por lo que se dirigieron a la misma. Al abrirles la puerta, se percataron de que había varios cristales fracturados de una puerta del salón, restos de sangre en el suelo y el interior revuelto.

Los policías averiguaron que uno de los compañeros de piso se dirigió hacia otro esgrimiendo un cuchillo, que había cogido de la cocina, y al parecer trató de clavárselo, no consiguiéndolo ya que lo esquivó y el resto de compañeros lo auxiliaron.

Entre todos trataron de reducirlo y quitarle el cuchillo y durante el forcejeo fue cuando se rompieron los cristales y el presunto autor se produjo un corte en el antebrazo, dándose a la fuga a continuación y al parecer refugiarse en otro piso próximo.

Los agentes se dirigieron al lugar y averiguaron que el sospechoso no se encontraba en el domicilio, pero tras dar una batida por la finca, observaron restos de sangre en la puerta de acceso a la azotea, por lo que accedieron a su interior donde comprobaron que había más restos de sangre que llevaban a un cuarto de máquinas.

Una vez allí, los policías localizaron al sospechoso, escondido, sujeto a una reja de una vivienda, con los pies al vacío del patio de luces, que al percatarse de su presencia salió por su propio pie a la azotea, comprobando que el mismo tenía una herida en el brazo.

Finalmente, los agentes tras realizar diversas comprobaciones lo detuvieron como presunto autor de un delito de homicidio, en grado de tentativa.

El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Policía Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *