Un interno prende fuego a su celda e intenta agredir a los funcionarios en la prisión de Mansilla de las Muelas (León)



Asociación TAMPM •   

En la madrugada del día 25 de agosto, un interno en el módulo de aislamiento, a las 2:30 de la mañana, prende fuego en su celda, alegando que el de la celda contigua le estaba insultando, y cuando se le saca de celda, para proteger su vida y la del resto de internos de la galería, por la cantidad de humo acumulado, intenta agredir a los funcionarios, que gracias a la profesionalidad de los mismos, logran resolver reduciendo al interno y retomando la normalidad, no sin dificultad.

La falta de personal, seguir sin ser nombrados agentes de la autoridad, lo que conlleva para los internos, sanciones regimentales mínimas sin ninguna responsabilidad económica, pues muchas de estas acciones en la calle supondría una condena penal o civil hace que ciertos internos tengan una sensación de impunidad casi absoluta.

Después de la agresión sufrida el domingo 22 de agosto, por un funcionario al intervenir en una pelea entre dos internos clasificados en primer grado, el de los internos más inadaptados. Esas personas, que en la calle son acompañados por varios agentes de las fuerzas de seguridad, pertrechados con medios antidisturbios, y en el centro penitenciario, son controlados por dos funcionarios, o incluso uno, con un walki y un bolígrafo, con un uniforme deficiente.

Un funcionario resultó herido, de forma leve, milagrosamente pues los internos estaban provistos de armas artesanales, de hecho un interno participante en la pelea tuvo que ser atendido en el hospital por diferentes lesiones.

Desde esta asociación denunciamos el abandono al que nos tiene sometidos la administración, la falta de personal en el centro penitenciario es insultante, faltan más de 100 trabajadores, en áreas esenciales para Ja seguridad del establecimiento, obligando a cerrar cuatro módulos, lo que empeora la convivencia y perjudica la reinserción que debe buscar la administración, también falta personal en áreas técnicas de tratamiento y en el área sanitaria.

Los funcionarios tenemos que intervenir en peleas, apagar incendios, sin una formación especifica y continuada, sin un uniforme acorde a las funciones. La calidad e idoneidad del uniforme y medios materiales es deficiente. Sufrimos agresiones físicas y psicológicas y al interno le salen gratis, entre otros motivos por no estar considerados, agentes de la autoridad.

Desde esta asociación como funcionarios y la mayoría leoneses, creemos que la cobertura de todas las plazas libres, en un esperado próximo concurso de traslados, generaría para la provincia, convertida en paradigma de la España vaciada, un empuje importante pues 100 trabajadores, es un activo que pocas empresas generan.

Añadiendo que se aprovecharían unas instalaciones, que supusieron y suponen un alto coste, tanto en su construcción como en su mantenimiento y su estado en estos momentos es muy aceptable.

Comunicado de TAMPM Mansilla de las Mulas