Portugal entrega a España el material intervenido en un depósito logístico de la organización terrorista Resistencia Galega


Las autoridades judiciales portuguesas entregarán próximamente a sus homólogas españolas los efectos incautados en el mes de noviembre de 2019 a la organización terrorista Resistencia Galega.

Los efectos fueron localizados en un almacén utilizado por el grupo terrorista Resistencia Galega en el marco de una investigación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Judiciaria lusa.

El depósito se encontraba ubicado en la localidad portuguesa de Coimbra. Los investigadores estudian la posibilidad de que el mismo lugar hubiera sido utilizado para el montaje de artefactos explosivos.

Tras la detención  de los máximos dirigentes de Resistencia Galega Antón García Matos y María Asunción Losada Camba, en la localidad de Vigo (Pontevedra) y el registro del domicilio que ocupaban ambos en la Aldea de Baños, en Fornelos de Montes (Pontevedra), se inició una nueva  investigación con la finalidad de localizar la infraestructura que pudiera ser utilizada por los entonces detenidos, investigación que culminó con el descubrimiento del referido depósito en la localidad portuguesa de Coimbra.

Tras la localización del almacén clandestino utilizado por Resistencia Galega por la Guardia Civil y la Policía Judiciaria, las autoridades portuguesas efectuaron el registro del mismo.

En el interior del almacén se intervino una importante cantidad de material y sustancias explosivas, así como todos los elementos necesarios para la elaboración de los mencionados artefactos.

Entre el material se encuentran artefactos de PVC preparados y cargados con pólvora; cartuchos de pólvora prensada; iniciadores listos para su uso; mecha de diferentes tipos, así como otros elementos para la elaboración de artefactos explosivos, como temporizadores, ollas, relojes y despertadores como los utilizados por la organización terrorista Resistencia Galega, en las más de 60 acciones terroristas ejecutadas en los últimos años; artefactos de fabricación propia, en la cual, el detenido García Matos, era un reconocido experto. 

Asimismo, se incautaron útiles para la falsificación de documentos y diversa documentación orgánica del grupo terrorista.

El descubrimiento de este arsenal ha permitido apreciar que la banda armada, a pesar de las detenciones sufridas en los últimos años, mantenía su capacidad de almacenamiento y confección de artefactos explosivos, así como su voluntad de cometer atentados. 

Con la intervención sobre este almacén clandestino, junto a las detenciones de los máximos dirigentes de la organización por la Guardia Civil en junio de 2019, se anula la infraestructura de Resistencia Galega y se reduce a la mínima expresión su capacidad de cometer atentados.

El servicio es fruto del trabajo conjunto desarrollado entre la Guardia Civil y la Policía Judiciaria que se extiende a años de colaboración mutua. La excelente relación hispano-lusa en el ámbito policial se ha visto reflejada en el éxito de esta investigación entre la Benemérita y el cuerpo policial luso.