Policías y guardias civiles se unen en las movilizaciones contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana



Alerta Zeta  •         

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) se unen en un frente común contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana impulsada por el Gobierno y sus socios. La reforma, que aterriza en medio de la pandemia y de un aumento de agresiones a policías y guardias civiles, destruirá el principio de autoridad que sustenta la paz social, crea indefensión en los miembros de las FCSE y menoscaba los derechos y libertades del resto de la sociedad.

El SUP y AUGC mostrarán unidos su oposición frontal a la mayoría de las reformas previstas en la vigente Ley de Seguridad Ciudadana. Guardias civiles y policías nos unimos en un frente común de movilizaciones con el único objetivo de expresar nuestro rechazo absoluto a una reforma que agrava la situación de indefensión que sufren los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Mientras AUGC y SUP vienen reclamando desde hace tiempo la reforma del Código Penal para endurecer las penas a los agresores de los miembros de la seguridad pública, el Gobierno y sus socios contestan con una reforma que pone en mayor situación de riesgo a policías, guardias civiles y las familias de todos.

Nos preocupa de la reforma, la retirada de la prohibición de grabación de imágenes de policías y guardias civiles en su trabajo. La nueva medida nos pone en riesgo y a nuestras familias, especialmente en las zonas de España en las que se vive mayor conflictividad y policías y guardias civiles son objetivo de los violentos. A pesar de que la reforma castigaría la difusión de las imágenes, una vez difundidas, el daño es irreparable. Más irracional aún es retirar el material de trabajo a los antidisturbios sin prever su reemplazo por otro menos lesivo, dejando a guardias civiles y policías a merced de los violentos.

El retirar la presunción de veracidad a las actas policiales que supuestamente “no sean lógicas o coherentes” es un brindis al sol que de paso mancha gratuitamente la credibilidad del trabajo policial, ya que es evidente que por sistema policías y guardias civiles se esfuerzan desde siempre en dotar de esa imprescindible lógica y coherencia a su trabajo en aras de la verdad. La reforma, simplemente pone a la misma altura que el de un delincuente, el testimonio de un guardia o policía.

Otro error de esta reforma es el de permitir la celebración de manifestaciones “espontáneas” sin notificación previa ni especificar sus recorridos. Una situación que pondría en grave riesgo la seguridad de los agentes, de los manifestantes y del resto de ciudadanos que verán recortados al albur de “lo espontáneo” sus derechos y libertades.

Por todo esto, AUGC y el SUP reclaman a PSOE y Unidas Podemos que reflexionen y renuncien a llevar a cabo estos cambios, que únicamente llevarían a una mayor indefensión de los trabajadores que deben velar por la seguridad de todos los ciudadanos. Entre tanto, ambas organizaciones, SUP y AUGC, anunciamos un calendario de movilizaciones conjuntas que arrancarán con concentraciones ante las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno de toda España.

Esta grave situación en la que nos ha colocado el Gobierno y sus socios, requieren la unidad sin fisuras de todos los sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles.

Así, tanto AUGC como el SUP, llamamos a unirse en nuestras reclamaciones a todas las asociaciones profesionales de la Guardia Civil como ya lo han hecho la mayoría de sindicatos policiales.

Ambas organizaciones llevarán a cabo un seguimiento de la iniciativa que, sin duda, ha de culminar con la presentación de un Proyecto de Ley Orgánica que dé respuesta a las inquietudes y preocupaciones que AUGC y el SUP expresaron al ministro del Interior y que, en breve, llegarán a la ministra de Justicia.

Comunicado de SUP y AUGC