Los Mossos abortan una estafa que empleaba el método del Rip Deal en Barcelona de 150.000 euros


Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra del Grupo de Delincuencia Urbana de la comisaría del Eixample detuvieron el 17 de noviembre dos hombres, de nacionalidad rumana, como presuntos autores de un delito de estafa de 150.000 euros que había tenido lugar en un despacho del distrito del Eixample de Barcelona.

La estafa por el método conocido como Rip Deal, que significa «trato fraudulento» consiste en ganarse la confianza de alguien a partir de proyectar una imagen de solvencia económica para hacer una transacción de gran cuantía económica.

Los estafadores habitualmente hacen este tipo de encuentros o reuniones en hoteles de lujo o despachos profesionales de alto standing. La puesta en escena suele estar muy bien resuelta para generar la máxima confianza en la víctima. Una de las variantes de la estafa se da cuando se hace un intercambio de dinero supuestamente favorable a la víctima ya que sólo tiene que cambiar billetes de valor alto de curso legal para billetes pequeños a cambio de una comisión.

El pasado 17 de noviembre los agentes de paisano del Grupo de Delincuencia Urbana de la comisaría del Eixample detectaron dos hombres que les levantaron sospechas: a pesar de que habían hecho gestiones ambos en un coche aparcado en el Paseo de Gracia después iban por calle separados a cierta distancia y como si no se conocieran, además de mostrar una actitud de control de su entorno.

En el marco de la colaboración habitual que con los comercios y sus servicios de vigilancia y mientras los agentes hacían el seguimiento discreto de los sospechosos recibieron una alerta telefónica de un miembro del servicio de seguridad de una tienda de la zona de su presencia, la actitud y el puesto de los que le había llamado la atención.

Los mossos ver cómo los dos hombres entraban en un edificio del Paseo de Gracia de donde salieron apresuradamente al cabo de un rato con la intención evidente de separarse. Uno de los hombres llevaba una mochila en la espalda que no llevaba al acceder al inmueble. Los agentes los detuvieron y registraron la mochila que contenía 150.040 euros en billetes de 50 y 20 euros.

Una vez estas dos personas ya estaban controladas hicieron gestiones en el despacho profesional donde habían estado y pudieron reconstruir cómo había ido la estafa: se trataba de un despacho de los que se ofrecen en alquiler para hacer reuniones puntuales y que habían alquilado a nombre de un tercero. Una vez allí, se habían encontrado con un hombre al que terceras personas habían puesto en contacto para, supuestamente, hacer un intercambio de dinero de billetes grandes en billetes pequeños por valor de 150.000 euros a cambio de una comisión de 27.000 euros.

La mecánica de la estafa era el habitual en los Rip Deal y consistió en generar un espacio de confianza con la víctima. Después de que él pudiera comprobar que había la cantidad acordada de dinero en billetes grandes se marchó del despacho y dio la orden para que, simultáneamente y en un despacho ubicado en un pasaje contiguo, se entregara a la otra parte la cantidad acordada en billetes pequeños. Una vez el estafado llegó el coche y en un examen más cuidadoso del dinero se dio cuenta de que una parte importante de los billetes estaban falsificados.

La Unidad Central de Estafas y Medios de Pago de la DIC se ha hecho cargo de la investigación para determinar si los arrestados forman parte de alguna organización criminal dedicada a esta tipología de estafas y qué implicaciones podrían tener en otros hechos delictivos de estas características.


Entrada siguiente

Detenido por robar en Barcelona una escultura conmemorativa de los Juegos Olímpicos de 1992

Mar Nov 24 , 2020
Agentes de la Policía de la Generalidad-Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre como presunto autor del robo de dos […]

Categorías