Las tropas españolas desplegadas en el Líbano cumplen 15 años de misión



Alerta Zeta  •         

España desplegó por primera vez en Líbano en septiembre de 2006, bajo la Resolución 1701 de Naciones Unidas que extendía y ampliaba una misión que comenzó en 1978, con el objetivo de patrullar el sur del país y evitar enfrentamientos entre Líbano e Israel, garantizar el acceso humanitario a la población civil, así como acompañar y asistir a las Fuerzas Armadas libanesas.

El contingente español llegó a contar con un máximo de 1.100 militares, pero desde 2012 se mantiene entre 600 y 700 los efectivos. En total, más de 10.000 militares españoles han desplegado durante estos quince años en el Líbano, convirtiéndose en el tercer país europeo que más tropas ha aportado a la misión de pacificación. Desde el inicio de la misión, han fallecido en Líbano 15 militares españoles.

En UNIFIL participan actualmente personal de 45 naciones de los cinco continentes, sumando cerca de 11.000 ‘cascos azules’, siendo Indonesia el país que más personal aporta (casi 1.300), seguido de Italia, con algo más de 1.000 efectivos.

ACTIVIDADES CÍVICO-MILITARES

La operación ‘Libre Hidalgo’ es la más importante desde el punto de vista cívico-militar para la Brigada del Líbano, que lleva a cabo actividades para establecer lazos de cercanía y proximidad con la sociedad y sus instituciones y autoridades, así como el desarrollo de la zona.

Destacar los programas de colaboración como el ‘Cervantes’, de enseñanza del español, uno de las actividades que más éxito cosechan en las misiones internacionales. Tras su interrupción por la pandemia del Covid-19 se va a retomar en Beirut la preparación a las tropas del contingente en el voluntariado de enseñanza del español.

Otros programas cívico-militares son el ‘Sancho Panza’, para la difusión de la cocina española; el ‘Bachiller Carrasco, de apoyo a personal docente en el ámbito de la asistencia psicológica, o el ‘Almazara’, de apoyo a los agricultores en el cultivo del olivo.