La Policía Nacional detiene en Valencia a un hombre tras apuñalar a otro en el costado



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional han detenido este miércoles en Valencia a un hombre de 23 años como presunto autor de los delitos de lesiones y contra la salud pública, tras al parecer clavar a otro en el costado un objeto punzante. El sospechoso, además, se dedicaría a la venta de la droga conocida como “pescao” o marihuana sintética.

Los hechos ocurrieron en el distrito valenciano de Abastos, cuando los policías fueron alertados por personal sanitario de un centro hospitalario, donde se encontraban dos hombres que habrían sido apuñalados por un arma blanca.

Una vez en el hospital, los agentes se entrevistaron con los heridos y averiguaron que momentos antes estos se encontraban en el parque de la plaza Jesús, esperando a otro hombre que, al parecer, les suministraría marihuana sintética. Este, que acudió acompañado por otros tres varones, presuntamente agredió a uno de ellos clavándole un objeto punzante en el costado, mientras que otro de los acompañantes que iba con él habría agredido a la segunda víctima.

Las investigaciones de los policías han permitido localizar y detener este miércoles a uno de los sospechosos como presunto autor de los delitos de lesiones y contra la salud pública, al constatar que este se dedicaría a la venta de la droga llamada “pescao”, marihuana sintética o “hardcore”.

Los agentes han registrado el domicilio del arrestado, donde han localizado e intervenido unos 11 gramos de lo que parece ser marihuana, un machete de 44 centímetros de hoja, un estilete de 20 centímetros, una navaja, un bate de madera, una defensa policial y un spray de defensa personal.

El arrestado, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, decretándose su ingreso en prisión

Marihuana sintética o “pescao”

Se trata de una nueva droga de aspecto exterior similar a la marihuana, pero producida de manera sintética a partir de rociar una mezcla de hierbas con compuestos químicos que intentan emular el principio activo del cannabis: el THC. De este modo, el producto final es algo parecido a un sobrecito de marihuana, pero sus consecuencias son más potentes y peligrosas.