La Policía Nacional detiene a un hombre dedicado a las estafas mediante la modalidad del “Nazareno”


Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 70 años, de origen español, que se dedicaba a las estafas mediante la modalidad del “Nazareno” y a otros dos hombres de 50 y 52 años, de origen español y boliviano, respectivamente, como presuntos autores de un delito receptación. La cantidad estafada a diversas empresas de la geografía española asciende a unos 82.500 euros. Los policías realizaron dos inspecciones en dos locales de ocio de Valencia donde observaron que la mercancía adquirida de manera fraudulenta era expuesta y vendida, por lo que la intervinieron.

Las estafas en la modalidad del “nazareno” consiste en contactar con empresas haciéndose pasar por responsable de otra compañía para hacer compras por importes muy elevados, para después no abonarlos y, generalmente, dar salida a los productos en el mercado negro.

Las investigaciones se iniciaron en febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento que una empresa de Badajoz dedicada a la distribución de jamones y embutidos había sufrido una estafa que ascendía a unos 14.000 euros.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que al parecer un hombre se había hecho pasar por comercial de otra empresa de renombre y había solicitado varios pedidos. Una vez comprobada la solvencia de la misma, el pedido fue depositado en una empresa de transportes de la localidad valenciana de Xirivella.

Continuando con las investigaciones, los agentes averiguaron que cuando las facturas llegaron a la empresa que supuestamente había realizado el pedido, ésta negó ser la responsable de esas compras, momento en que se percataron que habían sido víctimas de una estafa.

Empresas de venta de alimentos         

Los agentes averiguaron que los sospechosos habrían utilizado los datos de otras empresas con los que al parecer habrían estafado a otras, todas ellas dedicadas a la venta de productos alimentarios de toda España, así como que los estafadores utilizaban para contactar con las mismas, teléfonos móviles de prepago a nombre de terceras personas que no tenían ningún vínculo con ellos.

Para ganarse la confianza de los vendedores, los autores tras un primer pedido enviaban un justificante de transferencia con el pago del mismo, que resultaba ser falso y así les daba tiempo a realizar nuevos pedidos.

En el transcurso de las investigaciones, los policías averiguaron que los pedidos eran enviados a Xirivella –Valencia- y pueblos cercanos por algunos  transportistas que habían sido contratados por los sospechosos a través de páginas de anuncios y de forma telefónica para realizar los portes.

Delito de receptación

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes identificaron a uno de los presuntos autores, así como averiguaron que éste frecuentaba dos locales de ocio en Valencia, donde realizaron una inspección, localizando en uno de ellos al sospechoso y observando que en los almacenes, cámaras frigoríficas y vitrinas de éstos estaban los productos que habían adquirido de manera fraudulenta, por lo que fue detenido.

Los policías recuperaron e intervinieron parte de la mercancía y además detuvieron a los responsables de los locales de ocio como presuntos autores de un delito de receptación, ya que al parecer eran los encargados de dar salida a los productos.

Las empresas estafadas estaban sitas en Ibarra (Guipuzcoa), Ortuella (Vizcaya), Huelva, Autol (La Rioja), Barbate (Cádiz), Coca (Segovia) y Málaga.

Los detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, uno ha pasado a disposición judicial, mientras los otros dos tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuesen requeridos.

Policía Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *