La Guardia Civil detiene a una persona por denunciar falsamente la sustracción de un velero de lujo



Guardia Civil  •       

La Guardia Civil de la Comandancia de Valencia, en el marco de la operación “BOLDER”, ha detenido a un hombre de 61 años, de nacionalidad española, por un delito de denuncia falsa. Además, ha sido detenido un hombre de 61 años, de nacionalidad austriaca, por una requisitoria judicial del Juzgado de lo Penal Número 6 de Palma de Mallorca.

La operación se inició el pasado mes de septiembre cuando un hombre de 61 años, de nacionalidad española, interpuso autores una denuncia en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 20 de Valencia por la sustracción de una embarcación de recreo de lujo (un velero tipo Schooner de dos mástiles) en el puerto de Palma de Mallorca.

El denunciante manifestaba que había localizado el barco en La Marina de Valencia. En el transcurso de la operación, hizo saber a los agentes que firmaba él mismo la denuncia, porque el verdadero propietario del velero era un hombre de 61 años, de nacionalidad austriaca, que no dominaba el castellano, pero contaba con su permiso. Se había puesto en contacto con él a través de una página web ya que ofrecía 100.000 dólares a quien encontrara su barco.

Los investigadores verificaron que el velero que señaló el denunciante como sustraído estaba a nombre de una empresa náutica española dedicada a la venta y alquiler de barcos. Este velero estaba valorado en 4 millones de euros.

Tras continuar con la investigación, los agentes descubrieron que tiempo atrás el barco fue propiedad del hombre de nacionalidad austriaca que acompañó al denunciante al juzgado, sin embargo el velero fue embargado en el año 2015 por el impago del atraque en el Puerto de Palma de Mallorca y, posteriormente, subastado en 2019 cuando lo adquirió la compañía náutica anteriormente reseñada.

Los investigadores constataron que estos hechos también habían sido denunciados en Austria y que el antiguo propietario (el austriaco) había ofrecido, a través de una página web, una recompensa de 100.000 dólares a quien pudiera aportar información acerca del paradero del barco.

Finalmente, los agentes procedieron a la detención de un hombre de 61 años, de nacionalidad española, por denuncia falsa. Igualmente, otro hombre de la misma edad, y de nacionalidad austriaca (antiguo propietario del velero), también ha sido detenido por una requisitoria judicial del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 6 de Palma de Mallorca.

Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 20 de Valencia.